viernes, 29 de junio de 2018

CERNÍCALO PRIMILLA. DECLIVE IMPARABLE EN ESPAÑA Y EXTREMADURA: UN 70% MENOS ENTRE 2017 Y 2018

Los últimos años he participado en Extremadura en el seguimiento de cernícalo primilla para diversos proyectos, y cada año la cifra de población no para de bajar. En 2014 se hizo un censo en la Red Natura 2000 de Extremadura y se dio la primera voz de alarma en este blog al detectar un declive del 40% respecto a los censos previos de 2002 y 2004 (enlace). Sin embargo, la respuesta de la Junta de Extremadura fue la contraria, poniendo en duda estos datos diciendo que tenían información propia que no indicaba tal declive (información que por cierto nadie ha visto ni se hizo publica). En 2016 tuvo lugar el primer censo nacional de cernícalo primilla en España, que en Extremadura no se pudo completar, pero nuestros resultados parciales indicaban un nuevo retroceso, aún más fuerte, cercano al 70% en algunas colonias, tal como se informó en este blog (enlace). En 2017 algunas autonomías completaron su aportación al censo nacional, quedando tan solo pendiente Extremadura, que por fin lo ha podido finalizar en 2018, de nuevo con un resultado lamentable. A falta de analizar datos y dar cifras, la situación sólo se puede calificar de dramática, con cada vez más colonias vacías y la sensación de que en poco tiempo podemos perder como vecina a esta emblemática especie. En el norte de Cáceres, que mejor conozco, hay muchas colonias ya vacías (Cañaveral, Baños de Montemayor, Pasarón de la Vera, Hoyos, Cilleros, Aldeanueva de la Vera, Tejeda de Tiétar, Serradilla, Casas de Millán, Belvís de Monroy -que es ZEPA-, Casas de Don Gómez, Talaván, Hinojal, Monroy, Santiago del Campo, etc), otras han pasado de 20-30 parejas a menos de cinco (Navalmoral de la Mata, Coria, Torrejoncillo) y en la mayor población, Plasencia, se ha bajado de 70 parejas a 15 como mucho (había 28 en 2017, con una reducción a la mitad en sólo un año).

Lo anterior viene a colación de una noticia publicada recientemente, donde se expone que la población de cernícalo primilla de muchas colonias españolas ha sufrido un fuerte descenso, otro más, entre 2017 y 2018, con declives de hasta un 70% en algunas colonias, según los datos de seguimiento de GREFA en centenares de nidales artificiales colocados en edificios y primillares. En Alcalá de Henares se ha perdido el 80% de las parejas y no ha retornado ningún ejemplar marcado (Alberto Larrán). De momento, lo publicado no concreta la causa o las causas del declive, que podría deberse a una mayor mortalidad en África y tal vez en España. La principal medida de conservación aplicada es la instalación de nidales, aunque estudios actuales y de hace décadas ya indicaban que de modo genérico los primillas no tenían problemas de escasez de lugares de nidificación.

En 2016 y 2017, SEO/BirdLife y Grefa (programa MIGRA) han marcado más de 80 cernícalos primilla en España con emisores GPS (en este caso, nanoGPS de menos de 5 gramos): 13 en Córdoba, 9 en Cuenca, 12 en Gerona, 9 en Huesca, 5 en Jaén, 29 en Madrid y 9 en Zamora. En 2017 la Junta de Extremadura tenía previsto marcar 72 aves (enlace), pero al final no marcó ninguna, aunque en 2018 se ha puesto emisor a un número menor al previsto. Los datos del programa MIGRA permiten conocer mejor las rutas de migración, así los cernícalos primilla cruzan el Mediterráneo sin necesidad de pasar por el estrecho de Gibraltar (realizan vuelos de hasta 500 kms sobre el mar), atraviesan el Sahara y se instalan para invernar en el Sahel occidental (principalmente en Mali, Mauritania y Senegal), a unos 3.000 kilómetros de sus nidos. La ruta de retorno es similar, desplazada hasta 800 kilómetros al oeste por los vientos laterales.

https://www.seo.org/2018/06/28/desvelamos-la-migracion-de-los-cernicalos-primilla-a-africa/

No hay comentarios:

Publicar un comentario