martes, 12 de junio de 2018

"ACTUALIZACIÓN" DEL CATÁLOGO DE ESPECIES AMENAZADAS DE EXTREMADURA

En el Diario Oficial de Extremadura (DOE) del lunes 11 de junio de 2018 se publica el Decreto 78/2018, de 5 de junio, que modifica el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Extremadura (CREAEX), publicado en el año 2001.

En el preámbulo, y con el habitual y aburrido estilo jurídico, sueltan un rollo demagógico sobre "ampliación en el conocimiento científico", sobre "investigación", sobre "seguimientos y censos de la Administración" y  sobre "la continua revisión [del Catálago] para la inclusión o exclusión de nuevos taxones". Cualquiera pensará que la Junta de Extremadura trabaja con ahínco para actualizar el catálogo de especies amenazadas, pero nada más lejos de la realidadDiecisiete años después de su publicación, los cambios son contados: excluir al cormorán grande y al meloncillo (al parecer molestan a pescadores y cazadores respectivamente), ascender a categoría "En peligro" a sisón común y milano real (sin efectos prácticos, pues siguen sin tener su preceptivo Plan de Recuperación) y poco más.

El citado Decreto 78/2018 era una excelente oportunidad para poner al día un catálogo bastante obsoleto (por ejemplo, se sigue manteniendo una categoría, "Sensible a la alteración del hábitat", que hace años se eliminó de la legislación nacional), pero se limita a cambiar algunos nombres para utilizar ahora las listas patrón recogidas en una Resolución de ámbito nacional. Y todo a pesar un aumento más que evidente en el conocimiento de nuestras especies de flora y fauna, que en el caso de las aves se debe sobre todo a aportaciones ciudadanas, de la constatación de un declive preocupante en muchas especies (sobre todo de medios agrícolas), de la aparición de nuevos nidificantes que requieren una mayor protección (garceta grande, morito común, espátula común, etc.) o de especies antes extinguidas que se han vuelto regulares (el quebrantahuesos sigue sin aparecer en el Catálogo, cuando la propia Consejería responsable contrató un estudio de viabilidad para su reintroducción).

Para no extendernos, como muestra vemos que de las seis especies de aves catalogadas en la máxima categoría de amenaza (En Peligro de Extinción) sólo una tuvo su Plan de Recuperación en los primeros años (águila imperial ibérica), otra ha tenido que esperar 16 años para dicho plan (cigüeña negra, aprobado en diciembre de 2017), para otras dos llevan años anunciando los planes (sisón común y milano real) y las dos restantes ni se las espera (avetoro común y garcilla cangrejera). Lo malo es que la mayoría de las comunidades autónomas españolas están igual o peor (si cabe).

lunes, 4 de junio de 2018

FRINGÍLIDOS. ESPAÑA Y EXTREMADURA TIENEN DOS MESES PARA CESAR LAS CAPTURAS


En la prensa han aparecido varias noticias sobre este tema, la mayoría confusas y poco informadas. Por aclararlo, decir que España inclumple la Directiva Aves en materia de captura de fringílidos (destinados a concursos de cantos). En 2011 se inicio un procedimiento de infracción y se aceptó una excepción de permitir en España capturas hasta 2018 con el fin de desarrollar la cría en cautividad. A pesar de autorizarse casi 1.750.000 capturas de jilguero europeo, pardillo común, serín verdecillo, pinzón vulgar, verderón común, serín canario y jilguero lúgano entre 2013 y 2018, la cría no se ha desarrollado como se decía y la aparente intención es engañar a la Unión Europea para decir que la cría en cautividad a gran escala no es posible y seguir con excepciones que mantenga las capturas de modo indefinido. Pero parece que la Unión Europea no ha caído en el engaño y ahora concede dos meses para que se cumpla definitivamente la Directiva Aves, en caso contrario se pasaría a juicio en el Tribunal de Justicia de la UE.

Esta segunda advertencia, en forma de dictamen, afecta a nueve CCAA: Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, La Rioja, Madrid, Murcia y Comunidad Valenciana, además de Ceuta y Melilla. Las restantes CCAA (Asturias, Baleares, Canarias,  Cantabria,  Castilla y León,  Cataluña,  Navarra y País Vasco) ya no autorizan ninguna captura. Por tanto, quien quiere cumplir la ley lo hace... y no pasa nada.

En 2011 el Gobierno español propuso unas Directrices Técnicas para garantizar la cría en cautividad de fringílidos a partir de capturas, que bajarían de modo paulatino hasta terminar en 2018. La Comisión aceptó el acuerdo, pero después detectó irregularidades. En 2017 emitió una Carta de Emplazamiento por entender que se seguía vulnerando la Directiva y se abrió un procedimiento de infracción.

Desde el año 2000, España ha autorizado la captura de medio millón de aves al año. Desde el procedimiento en 2011, se ha reducido, autorizando en 2017 unas 100.000 aves. Entre 2013 y 2018, presuntamente para garantizar la cría en cautividad, se podían capturar hasta 1.731.861 fringílidos. Ahora la Comisión considera que la cría en cautividad es viable pero en realidad las capturas no parecen buscar este objetivo, sino simplemente intentar perpetuar las capturas. Además indica que los cupos no se basan en criterios científicos y que se autoriza sobre todo la captura de machos, incluso en algún lugar, como Madrid, se prohíbe la captura de hembras. Otros incumplimientos son autorizar capturas en época de reproducción o ni siquiera establecer periodos de captura. Por otra parte, casi todas estas especies están en declive en Europa: pardillo común -67 %, serín verdecillo -47 %, verderón común -9% a corto plazo (+14 % a largo plazo), pinzón vulgar -4% a corto plazo (+7 % a largo plazo), jilguero común -14% a corto plazo (+2% a largo plazo).

En el caso de Extremadura los cupos han ido bajando desde 2012 (4.956 ejemplares) a 2015 (2.974), para finalizar en 2018 (496 aves). Por tanto, no se debería conceder ninguna autorización a partir de 2018. La cría en cautividad como alternativa no se ha tomado en serio y tan sólo 14 silvestristas en 2014 y 11 en 2015 lograron la cría con éxito. Oficialmente la población en cautividad era de 1.542 ejemplares en 2015 en Extremadura, por debajo de las capturas medias anuales concedidas los últimos años. Madrid ya ha confirmado que no dará más autorizaciones, y seguramente Extremadura hará lo mismo. El tema es ver si hay voluntad de acabar con esta perniciosa actividad o sencillamente se seguirán capturando ilegalmente mientras se hace la vista gorda.

Fuentes:
https://www.seo.org/2018/06/01/dos-meses-para-dejar-definitivamente-de-capturar-aves-cantoras/
http://www.hoy.es/extremadura/bruselas-quiere-libres-20180529225257-nt.html

viernes, 1 de junio de 2018

GARCERAS DE EXTREMADURA (2011-2018)

El mapa siguiente muestra la localización de las garceras activas en Extremadura en algún año del periodo 2011-2018. En 2011 se llevó a cabo un censo nacional de ardeidas nidificantes que supuso una actualización de la distribución de las colonias de garzas en España y Extremadura, remontándose los censos anteriores a la década de 1990. Con posterioridad se han ido añadiendo nuevas colonias de las que se tenía conocimiento, aunque muchas posiblemente estuviesen activas con anterioridad. Por el contrario, algunas de las colonias marcadas han sido abandonadas. La mayor parte de las colonias son en la actualidad de garza real.