miércoles, 8 de mayo de 2019

EL TRIBUNAL DE CUENTAS MUESTRA LA DEFICIENTE GESTIÓN AMBIENTAL DE LA JUNTA DE EXTREMADURA

Es de sobra conocido que la Junta de Extremadura no da importancia ni dedica suficiente presupuesto al Medio Ambiente, al que considera un estorbo para la promoción de otras actividades. Sin embargo, nunca ha renunciado a un hipócrita uso propagandístico del medio ambiente, con planes que en realidad suponen una amenaza y un escaso beneficio ambiental (la última ocurrencia es la Estrategia de Economía Verde, que de verde sólo tiene el nombre). Normalmente la crítica procede del sector ecologista, aunque esta vez es una institución judicial, el Tribunal de Cuentas, quien en el "Informe Anual de Fiscalización de la Comunidad Autónoma de Extremadura. Ejercicio 2016" (DOE 08/04/2019) pone de manifiesto las muchas deficiencias en la gestión ambiental de la Junta de Extremadura, tal como relata Ecologistas en Acción (leer aquí):

- Gestión de los Montes. Ámbito con más deficiencias. Hasta abril de 2018 aún no se había declarado ningún monte protector. No se han cumplido las Instrucciones de ordenación y aprovechamientos de montes. En Badajoz no se ha acreditado ningún expediente sancionador del que se hayan derivado indemnizaciones. No se han aprobado Planes Anuales de Mejoras en montes de utilidad pública. No se atiende a la obligación de colaborar con el Ministerio en la elaboración de la Información Forestal Española al remitir los datos de estadística forestal con dos años de retraso de forma reiterada. No se cuenta con un registro autonómico de infractores. Es nula la tramitación de expedientes sancionadores en Badajoz.

- Evaluación Ambiental. Ámbito con deficiencias más graves. No se ha adaptado la legislación autonómica a la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental. Es muy grave que el órgano competente para emitir la evaluación de impacto ambiental sea a veces el promotor de los programas y proyectos evaluados, por tanto juez y parte (Dirección General de Medio Ambiente). Las alternativas presentadas son a veces inviables y por tanto un fraude y en 2015-2016 ni siquiera se solicitó a los promotores que reformularan estas alternativas tramposas.

- Plan de Vigilancia e Inspección Ambiental 2014-2020. No se ha constituido la Comisión Técnica de Valoración de Daños Medioambientales. No se publican Memorias Anuales. El Servicio de Protección Ambiental no cuenta con un sistema automatizado para advertir de superaciones del plazo, lo que supone un punto débil en el seguimiento. Pasividad de la Consejería de Medio ambiente en la inspección ambiental: de 102 inspecciones en 2016, 57 acabaron archivadas, 36 se remitieron a la Asesoría Jurídica como último trámite y sólo se completaron 9 inspecciones. Pasividad con el cobro de los expedientes sancionadores: de 1.341 sólo en 94 casos consta el cobro. Pasividad con las medidas correctoras para la reposición o restauración al estado anterior a la infracción cometida: de 58 casos en el periodo 2015-2017, en 27 expedientes se ignora el resultado y 29 expedientes seguían pendientes de finalizar. Es sabido que denuncias de los propios Agentes de Medio Ambiente "desaparecen" sospechosamente en los despachos de la Consejería y nunca siguen su curso legal.

https://www.elsaltodiario.com/extremadura/dura-critica-tribunal-cuentas-gestion-ambiental-extremadura-#

lunes, 1 de abril de 2019

ESCRIBANO PIGMEO. PRIMER REGISTRO EN EXTREMADURA

Escribano pigmeo (Emberiza pusilla). Zarza de Granadilla (Cáceres). 27.03.2019. Hugo Sánchez

El 20 de marzo de 2019 Hugo Sánchez y Raquel Lozano localizaron un ejemplar de escribano pigmeo (Emberiza pusilla) en un pequeño humedal junto al río Ambroz, término municipal de Zarza de Granadilla (Cáceres), siendo el primer registro para Extremadura. El día 27 de marzo aún continuaba en dicho lugar. Detalles sobre esta observación y una breve revisión sobre la situación de la especie en España pueden leerse en el blog "Amantes de la Ornitología":

https://amantesdelaornitologia.blogspot.com/2019/03/escribano-pigmeo-nueva-especie-para-la.html?fbclid=IwAR0SbmKCHcOfFOYF_RIrGFKZA1AU9etNVD1igHtlgtlAPD8QDzIq3dcorPE

miércoles, 27 de marzo de 2019

PARTICIPA EN EL CENSO DE GANGA IBÉRICA Y GANGA ORTEGA REPRODUCTORAS EN EXTREMADURA. AÑO 2019

SEO/BirdLife organiza cada primavera varios censos de aves con el objeto de conocer su situación y evaluar su estado de conservación. El grupo de las aves ligadas a medios agrícolas es el más amenazado en la actualidad en España, por ello en años precedentes se han llevado a cabo censos de sisón común, cernícalo primilla y aguiluchos. En 2019 es el turno de otras tres especies: avutarda común, ganga ibérica y ganga ortega.

PARA PARTICIPAR EN LOS CENSOS EN EXTREMADURA, PONTE EN CONTACTO CON:  Javier Prieta, javierprieta@gmail.com, teléfono 654 66 40 90.


CENSO DE AVUTARDA COMÚN REPRODUCTORA. AÑO 2019. En la mayoría de Comunidades Autónomas será realizado por las administraciones correspondientes. En el caso de Extremadura el censo lo está llevando a cabo la Junta de Extremadura. No obstante, con el objeto de disponer de la mayor cantidad de información posible, se ruega a todos los aficionados que compartan sus observaciones primaverales de avutarda común en la plataforma eBird (también sirve Observado). Aunque suene extraño, nunca se ha hecho un censo coordinado de avutarda en toda España, siendo la última información del año 2004, en realidad una recopilación de censos de diversas fuentes y fechas. En el caso de Extremadura, el último año de censo de primavera publicado se remonta a 1998. ¡¡Hace nada menos que 21 años¡¡

CENSO DE GANGA IBÉRICA Y GANGA ORTEGA REPRODUCTORAS. AÑO 2019. En la mayoría de Comunidades Autónomas será realizado por voluntarios, que es también el caso de Extremadura. El censo nacional anterior tuvo lugar en 2005 (descargar) y se trata de conocer la situación 14 años después. Al ser dos especies similares que ocupan el mismo hábitat, el censo será conjunto para ambas gangas. En los mapas siguientes se muestra la distribución de ganga ortega (izquierda) y ganga  ibérica (derecha) en abril-julio 2014-2018 según eBird España. La ganga ortega tiene una amplia distribución en medios agro-esteparios, sobre todo en Badajoz, con densidades bajas. La ganga ibérica está localizada en tres núcleos (Llanos de Cáceres-Trujillo, La Serena y Llanos de Brozas), donde sus densidades son mayores que las de ortega.


Las cifras de población de ambas gangas publicadas para Extremadura se muestran en la siguiente tabla tomada de Ortega et al. (2014). Se aprecia una sensible disminución entre 1995 y 2005 (Suárez et al, 1999 y 2006). En 2014 se hizo un nuevo censo, pero limitado a la Red Natura 2000; con estimas a escala regional similares a las cifras de 2005, aunque con una horquilla más ajustada.


MÉTODO DEL CENSO DE GANGAS. Todos los detalles sobre el método de censo se descargan en este enlace: https://www.seo.org/censo-de-gangas-2019/

- Fecha: entre el 1 de abril y el 15 de mayo
- Horario: tres primeras y tres últimas horas de luz del día (mejor al amanecer)
- Meteorología: censar en días sin lluvia y con poco o ningún viento
- Unidad de trabajo: cuadrículas UTM de 10 x 10 km
- Hábitat: áreas desarboladas extensas con pastizal, matorral bajo, barbechos, rastrojos...
- Recorridos a pie de 2-3 km en línea recta o círculos amplios en hábitat adecuado. Se deben hacer varios recorridos por cuadrícula en una jornada.
- Rellenar fichas: anotar coordenadas, hora, distancia, contactos realizados, hábitat, etc. Se ruega leer detenidamente y comprender las instrucciones.

No se trata de un censo absoluto donde el objeto es contar todos los individuos. En realidad es un muestreo a partir de cual se determinarán densidades y se calculará la población. Por tanto, es muy importante hacer una selección correcta de las cuadrículas de 10x10 km que se deben censar.

Para ello se han establecido tres grados de prioridad (mapa inferior):
- Prioridad 1. Cuadrículas censadas en 2005 con resultado positivo (color rojo)
- Prioridad 2. Cuadrículas con presencia de gangas en el trabajo de campo del atlas 2014-2018 (color naranja)
- Prioridad 3. Cuadrículas negativas en 2005 o con datos de presencia anteriores a 2014 (color amarillo)



REPETICIÓN DE ALGUNAS CUADRÍCULAS. Para afinar el método de cálculo es necesario contar con datos precisos de densidades en cada región. Para ello, es necesario que en unas 10 cuadrículas de Extremadura algunos colaboradores repitan los  mismos recorridos 3-4 veces durante un periodo máximo de un mes.


Bibliografía

Alfredo Ortega, Javier Prieta, Ángel Tomás Mejías y Marcelino Cardalliaguet. 2014. Censo de la población de ganga ibérica y ganga ortega (Pterocles alchata y Pterocles orientalis). Proyecto Actualización de formularios, propuesta de zonificación, actualización de poblaciones esteparias y cernícalo primilla en la Red Natura 2000 de Extremadura. Informe de SEO/BirdLife para la Junta de Extremadura.

Suárez, F., Oñate, J. y Herranz, J. 1999. Estado y problemática de conservación de las gangas en España. En, J. Herranz y F. Suárez (eds.): La ganga ibérica (Pterocles alchata) y la ganga ortega (P. orientalis) en España. Distribución, abundancia, biología y conservación, pp. 273-302. Colección técnica. Ministerio de Medio Ambiente. Madrid.

Suárez, F., Hervás, I., Herranz, J. y del Moral, J. C. 2006. La ganga ibérica y la ganga ortega en España: población en 2005 y método de censo. SEO/BirdLife. Madrid.

jueves, 21 de marzo de 2019

EL CASO "ISLA DE VALDECAÑAS". UN POCO DE INFORMACIÓN EN LA ERA DE LA POSVERDAD

El interminable caso de la urbanización "Complejo Marina Isla de Valdecañas" surge cada poco tiempo sin llegar a su fin. La presentación de un contundente informe de la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) es el capítulo más reciente. Este informe pone en evidencia en sus 1.200 páginas la pésima gestión ambiental de la Junta de Extremadura en este caso, pero que es perfectamente es aplicable a otros casos en Extremadura. Entre otros puntos, el informe afirma que la Junta no tenía datos ambientales ni de la situación previa ni de la posterior a la construcción, que la evalución de impacto ambiental estaba llena de carencias y no cumplió la legislación vigente, que el plan de vigilancia ambiental no se ha cumplido, que faltan informes de seguimiento, que las aves invernantes han reducido sus poblaciones, que se han perdido 17 especies invernantes y 31 reproductoras y un largo etcétera [leer los puntos clave del informe].

Hay que recordar que esta urbanización es ilegal, pues así lo dicen las sentencias de todas las instancias judiciales, incluido el Tribunal Supremo, y que sobre ella pesa una orden de derribo que ha despertado una campaña política para no cumplirlo. Lo curioso es que parece que la urbanización se construyó sola, pues que sepamos no hay ningún responsable de tamaño desaguisado que haya sido declarado culpable. Como es habitual, un ejercito de opinadores, charlatanes y comentaristas ha llenado los medios de comunicación con aburridos textos, sin datos e ignorando sentencias e informes. Por lo general, se consideran en poder de la verdad absoluta y pretenden exculpar a quienes ignoraron la ley durante años, avanzaron en una política de hechos consumados e intentaron engañar a los jueces cambiando las leyes a mitad de partido. Para la mayoría, los culpables son los malvados ecologistas, responsables de todos los males de Extremadura, desde el paro a la despoblación, como si otros no llevasen 40 años gobernando. Ante tanto ataque, al menos ADENEX ha defendido la dignidad de una actuación modélica, la de aquellos que han pedido aplicar la ley (aunque para muchos las leyes ambientales son de tercera división y no debería pasar nada por saltárselas).

Entre estas opiniones, me ha sorprendido una Tribuna del diario Hoy que afirma lo siguiente: (1) "[en Extremadura] no hay una sola especie de fauna y flora silvestre que esté en regresión", (2) "[en Valdecañas] se mantienen todas las especies" y "a las especies que nidifican o invernan no les molesta la urbanización". El firmante es Francisco Castañares, Presidente de AEEFOR y ex-director de la Agencia de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura [leer].

Para rebatir el primer punto no se necesita buscar mucho, les invito a leer este blog y los ejemplos de especies en regresión en Extremadura son innumerables: el sisón baja un 95%, el cernícalo primilla un 80%, la avutarda un 50%, el aguilucho cenizo está casi extinguido en Cáceres, Monfragüe pierde un tercio de sus águilas imperiales, cada vez hay menos aves de montaña... En fin, la lista por desgracia es larguísima, pues nunca la naturaleza extremeña había sido tan castigada ni estado tan amenazada. A pesar de ferias, FIOs y propagandas varias.

Para rebatir el segundo punto, basta con leer el informe de la EBD o ver la siguiente gráfica con la evolución de las aves acuáticas invernantes en el embalse de Valdecañas entre 2003 y 2018, la flecha en 2007 marca el inicio de las obras de la urbanización. Está claro que hubo un antes y un después. Y la urbanización, situada en la zona más valiosa del embalse, ha tenido un efecto muy negativo. Entre 2003 y 2019 la cifra de aves se ha reducido siete veces, siendo ahora sólo el 14% del valor inicial, desde 13.000 a 1.800 individuos.


Para la gráfica se han usado los únicos datos disponibles fiables. En azul, censos de 2003 y 2005 contratados por la Junta de Extremadura a la empresa madrileña CBC, S.L (en Extremadura, por falta de proyectos, no existen empresas especializadas). En rojo, datos de los censos regionales 2012-2014 realizados con voluntarios, dirigidos por SEO/BirdLife en colaboración con la Junta de Extremadura. El desinterés de esta última fue absoluto, pues jamás preguntó por los resultados, totalmente a su disposición. Como cada censo suponía un enorme esfuerzo voluntario en tiempo y dinero, se optó, a nuestro pesar, por no continuar viendo el desinterés de la administración. En verde, censos realizados de modo personal por quien esto escribe en 2017-2019 (J. Prieta).

Tristemente, lo anterior es la norma. El gobierno extremeño apenas hace seguimiento anual de una docena de especies entre las 400 de vertebrados que habitan la región. No dispone, en contraste con otras CCAA, de equipos específicos de seguimiento y en proyectos nacionales está considerada la peor región de España en cuanto a información de fauna silvestre. Prácticamente se desconoce todo sobre humedales y aves acuáticas. Ello impide una gestión adecuada del medio natural extremeño, sobre todo por la falta de recursos públicos, económicos y humanos. Así no son de extrañar las afirmaciones del informe de la EBD sobre las graves carencias en la evaluación de impactos ambientales.

Para terminar. El embalse de Valdecañas, artificial o no, es uno de los humedales más especiales de Extremadura. Por ello en 2003 paso a formar parte de la Red Natura 2000, quedando protegido por la legislación europea (Directiva Aves). Dentro del embalse, las zonas de mayor valor biológico se sitúan en una amplia recula entre Berrocalejo, El Gordo y Peraleda de la Mata, justo donde se ubica la urbanización Marina Isla de Valdecañas. El embalse destaca por la invernada de ánsar común, aliñada con gansos muy raros, y como dormidero nocturno de grulla. Durante la reproducción es muy singular en el contexto de Extremadura, siendo el único punto de cría regular de al menos tres especies de aves: tarro blanco, charrán común y gaviota patiamarilla. Es también la mejor localidad regional para chorlitejo patinegro (ave del año 2019; también afectado por la urbanización, leer aquí) y acoge la colonia de larolimícolas de Extremadura ocupada de modo más continuo (pagaza piconegra, charrancito común, canastera común, gaviota reidora, cigüeñuela común y otras), una vez que varias colonias de la cuenca del Guadiana, donde se hicieron costosas inversiones (embalses de Orellana o Los Canchales), han sido abandonadas y preferido criar en Portugal. Esta colonia de Valdecañas sufre las molestias de los usuarios de la urbanización, pero es más grave el vaciado parcial en plena nidificación por parte de Iberdrola, propietaria de la Central Hidroeléctrica de Valdecañas. Este vaciado hace que las islas donde crían las aves queden conectadas a tierra, siendo accesibles por personas y depredadores (zorros y jabalíes), malogrando nidos, huevos y pollos. Pero a las grandes eléctricas se les consiente de todo....

http://aves-extremadura.blogspot.com/2019/01/isla-de-valdecanas-informe-de-la-ebd.html
https://www.hoy.es/extremadura/jugamos-valdecanas-20190401221122-nt.html
https://www.hoy.es/extremadura/repercusiones-isla-valdecanas-20190319214527-nt.html
https://www.hoy.es/extremadura/valdecanas-sostenibilidad-20190313234607-nt.html

domingo, 17 de marzo de 2019

DISTRIBUCIÓN DE TERRITORIOS DE LAS ÁGUILAS PERDICERA, IMPERIAL IBÉRICA Y REAL EN MONFRAGÜE (CÁCERES) EN EL AÑO 2006

En el año 2007, a petición de Víctor Hernández (actual editorial Tundra) escribí un pequeño artículo para incorporarlo a una monografía sobre águila perdicera que no llegó a publicarse. Pasados 12 años se ha compartido en el portal Research Gate, por si aún tuviera algún interés.

Se trata de un sencillo análisis de la distribución de los territorios de las tres grandes águilas ibéricas (real, imperial y perdicera) en Monfragüe, en sentido amplio (Cáceres, España). Se midieron las distancias entre los 25 nidos activos de estas tres águilas en el año 2006 y se analizó si había diferencias en la distancia mínima entre las tres especies, tanto a nivel intra como interespecífico. Se constató que el águila perdicera ocupa las zonas con mayor grado de molestias humanas y las períféricas, quizás por desplazamiento de las otras dos especies de mayor tamaño. En promedio, cualquier nido guarda 2,9 km de distancia al nido más cercano de cualquiera de las tres águilas; siendo menor en el águila real (2,2 km) y mayor en la imperial (3,5 km). La distancia mínima entre nidos de la misma especie es mayor que el existente frente a las otras dos especies. El promedio intraespecífico es de 6,2 km, similar en el caso de las águilas imperial y perdicera y mayor para la real. El promedio interespecífico es de 4,3 km, siendo menor para el águila real. Al final se comenta la situación actual (año 2015), que ha variado sustancialmente en el caso del águila imperial (su población disminuye un tercio) y del águila real (aumenta en la misma cantidad), mientras el águila perdicera sigue estable (pierde una pareja).

Prieta, J. 2019. Distribución de territorios de las águilas perdicera, imperial ibérica y real en Monfragüe (Cáceres) en el año 2006. Documento inédito. [Descargar en Research Gate]


miércoles, 6 de marzo de 2019

FENOLOGÍA DE LOS VENCEJOS EN EXTREMADURA (eBird)

Fenología de los vencejos en Extremadura. Fuente: plataforma eBird.
En Extremadura se reproducen cuatro especies de vencejos. Todas son aves estivales, aunque de modo marginal el vencejo pálido (Apus pallidus) suele invernar en muy bajo número en al menos la localidad de Alange (Badajoz) [leer más]. Sin embargo, en 2018/2019 aparentemente no ha invernado ningún ejemplar en Alange (Jesús Solana y Sergio Pérez Gil, com. pers.).

Desde febrero se pueden ver vencejos pálidos en varias localidades y en marzo su aparición será generalizada. El vencejo real (Apus melba) sigue un patrón similar, con las primeras citas a final de febrero y llegada de casi toda la población reproductora en marzo. El vencejo común (Apus apus) no debería verse aún (muchos registros tempranos en eBird, marzo, seguramente se corresponden con vencejos pálidos), pues comienza su llegada en bajo número en la última decena de marzo, siendo su presencia generalizada desde abril y sobre todo mayo. El más tardío y escaso es el vencejo cafre (Apus caffer), un reciente colonizador africano, con presencia ocasional en abril, pues no suele ocupar las zonas de cría hasta el mes de mayo.

viernes, 22 de febrero de 2019

ZORZAL ALIRROJO. FLUCTUACIONES EN LA INVERNADA (2010-2019)

Hace unas semanas, los compañeros de SEO-Soria publicaron en Facebook una gráfica descargada del programa SACIN mostrando las bruscas fluctuaciones en la población invernante de zorzal alirrojo (Turdus iliacus) en una zona propicia como son los sabinares del Sistema Ibérico. Por curiosidad he buscado la misma información en dos recorridos del SACIN que realizo en el valle del Jerte (Cáceres), que por casualidad coinciden en las temporadas. Ambos recorridos son muy cercanos (6 km de distancia) y se sitúan en el mismo muncipio (Casas del Castañar), pero en hábitat diferente: melojar maduro algo aclarado con abundante majuelo (TK44) y mosaico agrícola de cerezo, olivo y melojo (TK54). Aunque las cifras de Cáceres son menores que en Soria, hay irrupciones en algunos inviernos. Pero lo más llamativo es que las tres gráficas no se parecen en nada y los picos de irrupción ocurren en distintas temporadas (años 2011, 2016, 2018), incluso dentro del mismo municipio, seguramente debido a las diferencias locales en la producción de frutos en sabinas, majuelos y olivos. También demuestra que para calcular tendencias poblacionales es necesario contar con una muestra numerosa y de amplia distribución.

martes, 12 de febrero de 2019

AVE DEL AÑO 2019: EL CHORLITEJO PATINEGRO EN EXTREMADURA



Chorlitejo patinegro. Área de distribución en Iberia 
según todos los registros compartidos en eBird.
El chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) ha sido nombrada Ave del año 2019 en España por SEO/BirdLife, siendo la primera vez que recae este título en un ave limícola. Dudoso honor, porque siempre eligen especies con problemas de conservación con el fin de llamar la atención e intentar que se tomen medidas que corrijan la situación.

El chorlitejo patinegro está presente todo el año en Iberia, donde hay individuos reproductores, pero también migrantes e invernantes de otros orígenes. Cría fundamentalmente en playas y dunas de costas arenosas, pero también en el interior, en especial en lagunas salinas. Se sabe poco sobre el tamaño de su población reproductora actual en España, habiendo sólo un censo nacional del año 2007, cuando se estimaron 5.000-6.000 parejas (Palomino y Molina, 2009), que hoy podrían ser la mitad, unas 2.500. En Europa se calculan 23.000-41.000 parejas, es decir, España acoge un 10-20% del total europeo.

Chorlitejo patinegro. Reproducción según 
datos provisionales del Atlas 2014-2018 
(SEO/BirdLife). Rojo, cría segura; naranja, 
probable; amarillo, otros registros.
La presencia en Extremadura es relativamente reciente, vinculada a la creación de humedales artificiales desde mediados del siglo XX (embalses y arrozales). Los primeros datos publicados son del año 1992, aunque seguramente su presencia se remonte a décadas anteriores. Como reproductor hay un registro dudoso de 1995 en el embalse de Los Canchales, confirmándose la cría en 2005 en el embalse de Alange y en dos arrozales de las Vegas Altas del Guadiana. En el censo de 2007 se estimaron 5-25 parejas reproductoras en arrozales del Guadiana (Palomino y Molina, 2009). En 2011 se descubrió una población de 47-65 parejas en el embalse de Valdecañas, quizás la mayor del interior peninsular en ese momento. Desde entonces y hasta la actualidad, el chorlitejo  patinegro ha seguido criando en arrozales del Guadiana y en el embalse de Valdecañas, y de modo irregular en el de Alange. En 2014 se estimaron 25-100 parejas reproductoras en Extremadura (Mayordomo et al, 2015), que en la actualidad deben ser menos debido al declive de la población de Valdecañas, pues en arrozales se considera estable.




Chorlitejo patinegro. Invierno 2018/2019. eBird
Respecto a la invernada, la información en el siglo XX es casi inexistente por la ausencia de censos de aves acuáticas de enero en Extremadura entre 1995 y 2002 y por la escasa fiabilidad de los anteriores a 1995. Los primeros registros en estos censos se remontan a 2002 y 2003 (2 y 5 aves). En el periodo 2005-2008 se censó una media de 34 individuos, todos en arrozales de Vegas Altas, con un máximo de 90 en 2007. En los censos 2012-2014 la media se eleva a 86 aves con un máximo de 110 en 2012. Los bandos más grandes citados son de 80 aves en arrozales y de 75 ejemplares en Valdecañas (Mayordomo et al, 2015). Dado que desde 2015 no hay censos en enero en Extremadura, no se pueden dar cifras recientes. No obstante, la situación según datos compartidos en eBird es de invernada escasa pero extensa en arrozales de Vegas Altas, con más de 100 ejemplares en el actual invierno 2018/2019, incluyendo varios bandos de 20-33 aves entre Santa Amalia y Logrosán. Además invernan unas pocas aves en arrozales de Vegas Bajas y en algún embalse (Alcántara, Los Canchales,...), aunque desde 2014 no nos constan registros de invernada en Valdecañas.

Abundando en el embalse de Valdecañas: tras la declaración del chorlitejo patinegro como ave del año 2019, la Junta de Extremadura publicó una nota de prensa (sin fecha, no recordamos notas de prensa para otras aves del año, caso de la tórtola europea). El contenido es muy peculiar, pues su objetivo es más político que ambiental, intentando de un modo infantil y demagógico afirmar sin pruebas que la población del embalse de Valdecañas aparece y se mantiene tras la construcción de la polémica urbanización Isla de Valdecañas (con sentencia judicial de derribo). Asimismo, aporta un dato de 30-50 parejas reproductoras, sin indicar fuente.


Como parece que a la Junta de Extremadura le importa más la urbanización que el chorlitejo patinegro, hemos recopilado en la tabla adjunta la información publicada. Es cierto que esta población reproductora se descubre en 2011, aunque ya se advierte que debía existir años atrás (Mayordomo et al, 2015). El máximo poblacional fue ese mismo año, 47 parejas seguras y 65 estimadas, bajando desde entonces a valores que no superan las 10 parejas. Y la invernada ha ido peor, desde 75 y 47 aves en enero de 2013 y 2014 a ninguna desde entonces. Así que no sería de extrañar que la urbanización Isla de Valdecañas sea responsable de este declive, teniendo en cuenta que la época de cría es en verano (junio y julio) cuando en el embalse más se navega, se practica kite-surf y por las orillas conducen sin control niños pijos en sus lujosos todoterreno (los vecinos no suelen hacer botellón en Porsche Cayenne...).

Bibliografia:
- Extremambiente-Junta de Extremadura. Nota de prensa sin fecha (enlace
- Mayordomo, S., Prieta, J. y Cardalliaguet, M. 2015. Aves de Extremadura, vol. 5. 2009-2014. SEO/BirdLife y Junta de Extremadura.  [descargar]
- Palomino, D. y Molina, B. 2009. Aves acuáticas reproductoras en España. Población en 2007 y método de censo. SEO/BirdLife. Madrid.  [descargar]
- SEO/BirdLife:  https://www.seo.org/ave-2019-chorlitejo

lunes, 11 de febrero de 2019

MOSQUITO TIGRE. PRIMERAS DETECCIONES EN EXTREMADURA (2018)

Desde su detección en Cataluña en 2004, el mosquito tigre (Aedes albopictus) se ha expandido rápidamente en España, demostrando una alta capacidad de dispersión y de adaptación a diferentes ecosistemas. En 2015 se conocía su presencia en 540 municipios, la mayoría en el litoral mediterráneo entre Gerona y Cádiz. En 2017 fue detectado en Madrid.

Los recientes brotes de dengue autóctono en el sur de España, hacen necesario detectar precozmente su presencia en nuevas áreas. Por ello, de abril a octubre de 2018 se estableció por primera vez un plan de vigilancia en Extremadura, basado en la colocación de 61 trampas repartidas en 17 localizaciones permanentes. De 874 muestras, seis resultaron positivas en cuatro localidades en agosto-septiembre: estación de autobuses de Badajoz y estaciones de servicio de Monesterio, Almaraz y Aldea del Cano. La amplia distribución demuestra las constantes llegadas por carretera. Aún queda por determinar si hay o no poblaciones establecidas en Extremadura, aunque de momento no hay motivo de alarma debido a las bajas densidades. Para facilitar la colaboración ciudadana, existe un sitio web donde comunicar posibles observaciones de mosquito tigre: www.mosquitoalert.com.

Bravo-Barriga D, et al. 2018. Primeras detecciones de Aedes albopictus (mosquito tigre) en la región de Extremadura, oeste de España. Gaceta Sanitaria. https://doi.org/10.1016/j.gaceta.2018.11.003
Descargar: http://www.gacetasanitaria.org/es-primeras-detecciones-aedes-albopictus-mosquito-articulo-S0213911118302498

Fuente: www.mosquitoalert.com

viernes, 8 de febrero de 2019

ÁGUILA PESCADORA. INVERNADA EN EXTREMADURA 2018-2019 (provisional)

Águila pescadora en Extremadura, 2018-2019,
registros en eBird. Noviembre (azul) y
diciembre-enero (rojo).
El fin de semana 12-13 de enero de 2019 ha tenido lugar el II Censo ibérico de águila pescadora invernante. Desde Extremadura hemos aportado información sobre la presente invernada, aunque no se ha realizado el censo coordinado en un sentido estricto. Los motivos son metodológicos, pues no nos resulta posible por la enorme extensión de hábitat potencial (charcas, embalses, ríos y otros humedales), por la baja detectabilidad de la especie en nuestra región y por el limitado número de observadores en algunas comarcas. Por tanto, las cifras no son de aves observadas de modo simultáneo, si no de aves por localidad en las fechas más próximas al 12-13 de enero de 2019. Toda la información aquí presentada ha sido obtenida de la plataforma eBird, siendo consultable con detalle por cualquier interesado [eBird]. Se considera que se trata de un valor mínimo fiable, pues las águilas pescadoras en Extremadura suelen permanecer todo el invierno en la misma localidad, como demuestra el seguimiento durante 25 años de una hembra escocesa (permanencia invernal de siete meses en el embalse de Gabriel y Galán, pero con muy pocos contactos visuales en tanto tiempo; leer más sobre este ejemplar).

El resultado provisional a disposición de los organizadores del censo (Fundación Migres), es de 18 ejemplares en 12 localidades. Esta cifra es algo superior a las 10-12 aves observadas en enero de 2018 [enlace], coincidiendo nueve de las localidades, lo que sugiere que incluso podría tratarse de los mismos individuos que regresan año tras año. La tabla adjunta muestra un resumen de los todos los registros en eBird entre noviembre de 2018 y enero de 2019, que tomados en conjunto pueden suponer hasta 22 ejemplares invernantes (17 en Badajoz y 5 en Cáceres). Salvo en tres localidades, en los humedales visitados se ha visto un único ejemplar. Por cuencas hidrográficas, sólo las tres primeras localidades pertenecen a la cuenca del Tajo y el resto al Guadiana. La mejor zona extremeña es la cola del embalse de Alqueva, fronteriza con Portugal, donde en 2018 ha habido 3 parejas nidificantes y este invierno se han visto desde el lado español hasta 5 ejemplares diferentes el mismo día. Sin embargo, dado que la cobertura ha sido parcial, la población estimada en Extremadura debe superar los 25-30 ejemplares. La distribución potencial es mucho mayor, sobre todo en el Tajo (embalses de Cedillo, Alcántara, Torrejón, etc.) y el Guadiana medio (Cíjara, Orellana, García Sola, La Serena, etc.), inaccesibles casi por completo y que no reciben ninguna visita de ornitólogos.

Los datos del censo proceden de los siguientes observadores: Fundación Migres, Hugo Sánchez, Javier Prieta, Laura Rollán, Ignacio Velázquez, Fernando Arangurén, Julián Cabello, Jesús Guerrero, Antonio M. Sánchez Conde, Eduardo Realinho, Fergus Crystal, José Luis Vinagre y Paulo Loureiro. También damos las gracias a todos los usuarios de eBird que han compartido datos de águila pescadora en otras fechas.

El primer y anterior censo ibérico, de enero de 2017, arrojó un resultado de 359 ejemplares, 204 en España y 155 en Portugal [enlace]. Tan sólo 5 días después del censo coordinado del 12 de enero de 2019, Portugal ya había publicado sus datos:175-196 ejemplares (20-40 más que dos años antes), aunque con un mayor esfuerzo (211 participantes, 70 más que en 2017, y 130 localidades visitadas), por lo que la tendencia se considera estable [enlace].

Área de distribución del águila pescadora en la península Ibérica
entre noviembre de 2018 y enero de 2019 (Fuente: eBird).

viernes, 1 de febrero de 2019

QUEBRANTAHUESOS. SIERRA DE GREDOS Y RESTO DE EXTREMADURA (2014-2018)

Quebrantahuesos en Gredos-Extremadura, 2016-2018 (datos de 2014 y 2015 en este enlace). Un mínimo de 14 ejemplares diferentes han sido localizados desde 2014, nueve hembras y cinco machos. Tras el aumento desde 2014 hasta 2017 (de tres a nueve aves), las cifras de 2018 marcan una sustancial bajada (n=4), no llegando ningún ejemplar de la cohorte de 2017. A la derecha, meses de presencia de cada ejemplar y en amarillo presencia media (7,4 meses).


La presencia de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en la sierra de Gredos y el resto de Extremadura ha merecido bastante atención en este blog (enlaces), donde hemos relatado la evolución de ejemplares con seguimiento del proyecto de reintroducción de Cazorla (Jaén) que nos llegan cada año. Para no perder la costumbre, ahora toca repasar lo acontecido en 2018, que ha sido un año flojo en Gredos, con el menor número de aves y registros desde que en 2014 la Fundación Gypaetus comenzó a compartir esta información en Facebook. En concreto, sólo cuatro quebrantahuesos nos han visitado, muy por debajo de los nueve de 2016 y 2017.

Los ejemplares presentes fueron: Nerpio (6º año calendario, ejemplar con más presencia en Gredos, 25 meses en cinco temporadas), Gualay (4º año, aguantó unos días en enero tras 18 meses continuados de presencia, récord en la zona) y Genave y Seprona (hembras de 3º año calendario que visitan Gredos dos veranos). Lo llamativo es que ningún ejemplar liberado en 2017 ha pasado por Gredos-Extremadura, algo que no ocurría desde el periodo inicial de sueltas 2006-2010. También desde 2014, es el primer año en que hay un mes sin presencia de al menos un ejemplar, cosa que ha sucedido en cinco meses de 2018 (febrero-abril y noviembre-diciembre).

Quebrantahuesos en la Sierra de Gredos, 2014- 2018. Número de individuos presentes en cada mes (aunque sólo sea un día). 2016 y 2017 han sido los mejores años (hasta 7 aves en simultáneo). En 2018, por primera vez desde 2014, hay meses sin presencia de quebrantahuesos balizados. La gráfica mensual conjunta no ha variado (ver aquí).
Cabe recordar que lo habitual es que las aves se dispersen fuera de Cazorla desde su 2º año de vida, moviéndose por todas las montañas ibéricas de modo aparentemente aleatorio y preferentemente en verano. Entre el 0% y el 100% de las aves liberadas cada año han pasado por Gredos-Extremadura. La información presentada es exclusivamente de aves con emisores activos, no incluyendo ejemplares con emisores inactivos o sin emisor, como de hecho nos consta que ha ocurrido en 2018.

Desde 2006 y hasta 2018 se han liberado 53 quebrantahuesos en Andalucía, más cinco que han nacido en libertad. De esos 58, con fecha enero de 2018, al menos 17 han muerto y se ha hallado el cadáver (7 por veneno, 2 intoxicación por plomo, 1 por enfermedad, 1 por disparo y 6 por causas desconocidas). De los 41 restantes, al menos 36 sobreviven (22 con emisor activo, 14 con observaciones) y del resto se desconoce la situación (supervivencia 53-57%).

FUENTE: Facebook - Fundación Gypaetus

jueves, 31 de enero de 2019

CAPUCHINO PUNTEADO. NUEVA ESPECIE EXÓTICA EN EXTREMADURA


De modo casual hemos tenido conocimiento de que el 6 de diciembre de 2018 se capturó para anillamiento en los arrozales de Gévora, cerca de Badajoz capital, un ejemplar de capuchino punteado (Lonchura punctulata), un paseriforme de la familia Estrildidae, ave exótica bien establecida en Portugal. Se trata del primer registro para esta especie en Extremadura. Al parecer fue capturado por anilladores de la Universidad de Extremadura, aunque no podemos aportar detalles por ser información obtenida en mensajes de telefonía móvil sin saber la fuente original.

El capuchino punteado es nativo del sureste de Asia, desde la India a China y las islas de Sonda. Su empleo como ave de jaula y un intenso tráfico internacional ha llevado a su introducción, deliberada o no, en varios puntos del planeta como Seychelles-Mascareñas, Golfo Pérsico, Japón, Australia, islas del Pacífico (Carolinas, Hawai, Tahití), Antillas-Caribe, Estados Unidos (California, Texas. Alabama, Florida) y Europa (península Ibérica).
 

El ejemplar observado en Badajoz  procede casi con total seguridad de la población asentada en Portugal, donde los primeros registros datan de 1999 y la primera nidificación de octubre de 2000 en Paul do Boquilobo (Sántarem). En el Algarve quizás también se reprodujo en Portimao en el año 2000 (se capturan adultos y juveniles), habiendo citas de 75 ejemplares en arrozales de Lagoa en 2008. En la ría de Sado (Alcacer do Sal), donde actualmente es numeroso, se conoce la reproducción desde el año 2008. En la actualidad hay dos núcleos en Portugal: el principal en las cuencas de los ríos Sado y Tajo y otro menor en el oeste del Algarve. Además hay registros cerca de Oporto (1999) y en la ría de Aveiro (grupo de siete ejemplares en 2017). En este enlace se pueden consultar más de 300 observaciones recogidas en eBird Portugal, en algún caso bandos de más de 120 ejemplares.

En cuanto a su presencia en España, aparte del dato de Gévora, casi en la misma fecha (08.12.2018) se detectó un ejemplar en La Janda (Cádiz) por Birding The Strait (eBird). En los comentarios de este registro se indica que podría proceder de las "pequeñas poblaciones establecidas en Sevilla" de las que no hemos podido obtener ninguna información (si alguien sabe algo, estaría bien que se divulgase). En cualquier caso, no sería el primer paseriforme exótico que pasa de Portugal a Extremadura para establecerse en pocos años (por ejemplo, ocurrió con el estrilda común Estrilda astrild y más recientemente con el obispo coronigualdo Euplectes afer).

BIBLIOGRAFÍA

Matias, Rafael. 2012. Aves exóticas em Portugal: ano de 2011. Anuário Ornitológico 9: 57-6.

Payne, R. 2018. Scaly-breasted Munia (Lonchura punctulata). En: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.). Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona (https://www.hbw.com/node/61187 Consulta 30.01.2018).

Fotografía inicial: https://www.hbw.com/ibc/photo/scaly-breasted-munia-lonchura-punctulata/scaly-breasted-munia-lonchura-punctulata-portugal

jueves, 24 de enero de 2019

EL AGUILUCHO CENIZO EN LA SERENA. ESTUDIO DE LA REPRODUCCIÓN DURANTE 17 AÑOS (2001-2017)

Fragmento del área de estudio a modos de ejemplo, con la distribución de nidos y colonias de aguilucho cenizo en Cabeza del Buey (La Serena, Badajoz)

Berger-Geiger et al (2018) analizan 1.758 eventos de reproducción de aguilucho cenizo (Circus pygargus) durante el periodo de 17 años 2001-2017. El área de estudio es la comarca de La Serena (Badajoz), que acoge un 15-20% de la población extremeña. Los datos se obtuvieron en el marco de la Campaña de protección de nidos de aguiluchos que empezó en 1999, siendo organizada por la asociación local ANSER desde 2001. El análisis lo realizan investigadores de Alemania (Universidad de Constanza) y de España (IREC, Ciudad Real).

El número de nidos localizados aumentó después de 2007 debido al mayor número de voluntarios (2-4 en 2001-2006; 5-10 a partir de 2007). Después de 2007 se controla más del 80% de los nidos, siendo el máximo en 2011 (179 parejas) y el mínimo en 2016 (80 parejas), con tendencia negativa (la población se reduce a la mitad). La distancia promedio entre nidos fue de 131 m. El 98% de los nidos se agrupa en en colonias (nidos a menos de 600 m) y suele haber 1–2 colonias grandes cada año, con 15-45 parejas, que representan un tercio de la población, aunque la mayoría de aves se establece en colonias de 4-14 parejas.

Las puestas ocurren en un periodo de dos meses con máximo en la segunda quincena de abril, con variación de hasta dos semanas entre años y con tendencia a retrasarse (3 días de media más tarde entre 2001 y 2017). La media de huevos fue de 4,1 (n = 941), variable entre años y sin cambios en el periodo de estudio. La productividad media (pollos/pareja) fue de 1,58 (n = 1760), variando entre un mínimo de 0,32 (2012) y un máximo de 2,69 (2003) y con tendencia a disminuir, pasando de 2,15 en 2001-2005 a 2,03 en 2006-2010 y a 1,10 en 2011-2017 (la mitad, insuficiente para mantener la población). La tasa de vuelo media (pollos/pareja con éxito) fue de 2'97 (n = 937), variando entre 2,24 y 3,42 y sin tendencia clara. El 53% de los nidos fracasaron antes de volar los pollos, sobre todo por depredación (76%, n=621; siendo en un 56% posterior a la cosecha), pero también por destrucción con cosechadoras o pisoteo de ovejas. El fracaso fue muy variable entre años, oscilando entre el 12% (2002) y el 86% (2012) y aumentó con los años en paralelo con la depredación, que sube desde un 22% en 2001-2011 a un 50% en 2012-2017. El uso de cámaras determinó que la depredación es sobre todo nocturna siendo el depredador principal el zorro, aunque hay casos por búho real.

Otras variables estudiadas son la fecha de cosecha (se adelanta siete días), la precipitación entre octubre y junio (entre 200 y 700 mm), días con más de 38°C (entre 3 y 24), altura de la vegetación (mayor en años lluviosos) y medidas de protección de nidos. De 1.758 nidos controlados, 403 fracasaron antes de la cosecha y 1.355 fueron manejados (69% dejando parches sin cosechar, 13% vallados, 11% retrasando la cosecha y 7% por otros métodos). La eficacia de las medidas es mayor cuanto más tarde es la cosecha, pero ha disminuido con los años. Los métodos más eficaces son el vallado (barato) y el retraso de la cosecha (costoso).

En resumen: (1) La productividad disminuyó de modo significativo con los años, estando asociada con la depredación, en especial por zorros. (2) Las puestas son cada vez más tardías y las cosechas más tempranas, lo que reduce el éxito de cría. (3) Las medidas de protección tienden a dar peor resultado con los años. (4) El éxito es mayor en años lluviosos y las altas temperaturas reducen el número de pollos que vuelan, quizás por la escasez de alimento. (5) El tamaño de colonia y la presencia de parejas vecinas no tiene efectos positivos de defensa ante depredadores nocturnos. (6) El tamaño de puesta y de nidada no ha variado con los años, sugiriendo que la disponibilidad de alimento es adecuada al inicio de la nidificación. (7) La productividad reciente está por debajo del límite de viabilidad de la población. (8) La población aumentó entre 2001 y 2011 (179 parejas), para reducirse a la mitad en 2016-2017 (80-94 parejas).

Brigitte Berger‑Geiger, C. Giovanni Galizia y Beatriz Arroyo. 2018. Montagu’s Harrier breeding parameters in relation to weather, colony size and nest protection schemes: a long‑term study in Extremadura, Spain. Journal of Ornithology.
https://doi.org/10.1007/s10336-018-1618-0



viernes, 18 de enero de 2019

ESPÁTULA COMÚN INVERNANTE EN EXTREMADURA. DICIEMBRE 2018

El censo de espátula común (Platalea leucorodia) en el mes de diciembre se ha convertido en un clásico en España, con 14 temporadas de trabajo (2005-2018) coordinadas por GRUSEC. El censo de diciembre de 2018 ha arrojado una cifra de 2.258 indidivuos en la península Ibérica, la mayoría en Andalucía (1.548 ind, 78%), seguida por Galicia (243 ind, 12%), Extremadura (92 ind, 5%) y Cantabria (66 ind). En Portugal hubo 276 ejemplares. [Más detalles en este enlace]

En diciembre de 2018 se ha vuelto a participar en Extremadura, con un resultado de 92 ejemplares en 12 localidades (ver tabla y mapa laterales). Es importante destacar que no es un censo coordinado como tal, pues no resulta posible dado la enorme extensión de hábitat potencial (cientos de charcas, embalses, ríos, arrozales y otros humedales) y el limitado número de observadores. Las cifras no son de aves presentes de modo simultáneo, si no los máximos por localidad. Otro aspecto que dificulta el censo es el comportamiento dinámico de las espátulas en meses invernales, con variaciones constantes en el número de aves presentes en los humedales extremeños. Un comportamiento que no parece ocurrir en los humedales litorales que concentran la mayor parte de la invernada. Por ello, en todos los censos nos hemos limitado a pedir un mayor esfuerzo para detectar espátulas en las salidas al campo y después recopilar las observaciones. Tarea esta última facilitada actualmente por la plataforma eBird (en diciembre de 2018, el 100% de los registros recopilados están disponibles en esta plataforma: ver aquí todos los detalles).


Dos aspectos que analizamos por primera vez en Extremadura son la edad y el origen de las aves presentes en diciembre. Así, las aves son mayoritariamente inmaduros de 1º y 2º año. En 2016, de 17 aves datadas sólo cuatro eran adultos, y en 2018, entre 29 aves sólo hubo un ejemplar adulto. La suma de ambos años supone un 11% de adultos, cifra muy inferior a la obtenida en el conjunto de España (62% de adultos en diciembre de 2017, seis veces más que en Extremadura). Quizá este hecho explique el comportamiento más dinámico de la población extremeña, formada por aves inmaduras desplazadas a humedales artificiales interiores de menor calidad. En cuanto al origen, contamos en diciembre con 16 lecturas de aves anilladas (40% adultos) con origen en Holanda (11 ind), Alemania (4 ind) y Dinamarca (1 ind). No nos constan anillas de Francia o de España. Todas las anillas se vieron una vez, salvo un ejemplar visto en 2012 y 2016 en el mismo humedal y otro visto el mismo mes en dos sitios separados unos 50 km.

Lista de observadores en diciembre de 2018: Julián Cabello, Raúl Granados, Sergio Mayordomo, Ángel Luceño, José Luis Guisado, Jesús Porras, Alberto Sánchez, Samuel Hernández, José Luis Vinagre, Sergio Pérez Gil, Fergus Crystal, José Gómez Aparicio, Francis Prieto y Agapito Verde.

Como desde el año 2012 no se ha vuelto a publicar nada sobre la invernada de la espátula común en Extremadura, aprovechamos para actualizar la información con las figuras siguientes (ver entradas anteriores sobre 2012, 2011 y 2010).

Espátula común. Aves registradas en diciembre en Extremadura (1998-2018). Suma de los máximos de cada localidad con presencia. En 2014 no se participó en el censo nacional.
Espátula común. Localidades con presencia en diciembre en Extremadura (1998-2018). En 2014 no se participó en el censo nacional.
Espátula común. Fenología en Extremadura según 1.847 registros en eBird. Se aprecia su presencia durante todo el año, con mínimo relativo en noviembre y diciembre y máximos en el breve paso prenupcial (marzo) y el extenso paso postnupcial (cuatro meses entre julio y octubre).
Espátula común. Distribución en la península Ibérica en diciembre de 2018 (Fuente: eBird España)

jueves, 17 de enero de 2019

eBird España. CÁCERES FUE LA PROVINCIA MÁS ACTIVA EN 2018



El sábado 5 de mayo de 2018 se celebró un Gran Día Mundial de las Aves de eBird. La sorpresa, para nosotros (tal como se relata en esta entrada), fue enterarnos de que la provincia de Cáceres era la más activa de España en eBird en los primeros meses de 2018. Desde entonces y hasta terminar el año, el liderato se ha mantenido. No está mal para una provincia extensa pero con muy poca población (400.000 habitantes y ninguna ciudad con más de 100.000).

En total, en una consulta realizada el 31.12.2018, Cáceres acumulaba 8.461 listas completas* en eBird (más que todas las anteriores a 2018), seguida por Navarra, Madrid y Cádiz (entre 6.400 y 6.900 listas) y las demás provincias por debajo de 5.000 listas, incluso algunas con sólo unos pocos cientos. En total en España en 2018 se ficharon 104.500 listas completas*, registrando 479 especies diferentes. Estamos hablando de más de tres millones de registros en un año, siendo España el séptimo país en el mundo en uso de eBird. [* En eBird se pueden hacer listas de varios tipos, un tipo son las listas completas, aquellas que incluyen todas las especies identificadas en un periodo y espacio cuando se hace el esfuerzo por determinar el máximo de especies presentes; existen además otras listas no completas, que no se suman a esta estadística.]

No obstante, no se trata de acumular datos sin más y no es ninguna competición, lo realmente importante es aportar información para hacer Ciencia (con mayúscula) que ayude conocer mejor las aves y la naturaleza, lo que puede redundar en su Conservación. También es importante que este conocimiento sea patrimonio de todos los ciudadanos y no sólo de la administración o el mundo académico, sobre todo en una región como Extremadura donde ambos sectores no se prodigan en la divulgación. Nada de esto hubiera sido posible sin el esfuerzo desinteresado de muchas personas, que merecen gratitud por su generosidad, ilusión y dedicación. Y cuantos más participantes mejor, sólo hace falta tener un móvil (¿quién no lo tiene?), descargar la aplicación y usarla en el campo.

En el gráfico siguiente se muestran los resultados por Comunidades Autónomas en 2018, que nunca serán definitivos, pues se puede seguir añadiendo información histórica en cualquier momento (para Extremadura están disponibles en eBird registros de todas las especies citadas hasta la fecha):


martes, 15 de enero de 2019

ATROPELLOS DE MAMÍFEROS EN EXTREMADURA. AÑO 2018

A través de foros de contacto de aficionados a la naturaleza, en noviembre de 2011 se inició la recogida de datos de atropellos de mamíferos silvestres en Extremadura. Hasta enero de 2018 se basaba en un sistema de comunicación a través de mensajes a un foro y la recopilación por parte de un voluntario (Paco García). A pesar de lo artesanal del sistema, se recogieron en esos poco más de seis años más de mil registros, que han dado lugar a alguna publicación (por ejemplo, sobre atropellos de nutria [enlace]). Con el desarrollo de plataformas específicas para compartir datos de ciencia ciudadana, en febrero de 2018 los registros de atropellos de mamíferos en Extremadura comenzaron a ser fichados en Observado por una persona a modo de prueba. Viendo el buen resultado, en marzo de 2018 se decidió establecer esta plataforma como modo exclusivo de recopilación por disponer de un apartado específico para atropellos, pidiendo a los interesados que se hiciesen usuarios y ficharan directamente los atropellos encontrados. Aparte de dar mayor calidad y precisión a los datos (se evitan los errores de transcribir mensajes, en muchos casos sin coordenadas), también se ha logrado un mayor volumen de información (255 registros, aunque tres corresponden a gato doméstico), que además es analizada al instante de modo automático.

A continuación se resumen los resultados, que están disponibles con mayor detalle en la plataforma Observado, por si alguien quiera profundizar en el tema [enlace].

Distribución de atropellos de mamíferos en Extremadura, año 2018. Las zonas con más atropellos se relacionan con la actividad de los colaboradores, que lógicamente están cercanos a localidades pobladas (Plasencia, Coria, Cáceres y Badajoz) o visitadas por naturalistas (embalse de Arrocampo). Las zonas sin datos son las que no tienen participantes y que menos información tienen de naturaleza en general (sur de Badajoz y este regional).

Distribución mensual de los atropellos de mamíferos en Extremadura, año 2018 (n=255).
 Se aprecian los máximos a final de primavera (mayo y junio) y los mínimos en invierno (diciembre y enero).
Lista con las 10 especies de mamíferos con más atropellos en Extremadura en el año 2018. En total se han registrado 14 especies. Las otras cuatro son turón europeo (3) lince ibérico (2), comadreja (1) y ciervo (1). No hubo registros de gato montés, visón americano o ardilla roja. 
Distribución mensual de los registros de atropellos de erizo europeo en Extremadura, año 2018. Se trata de la especie más afectada, con máximos en mayo y abril y mínimo en invierno (ausencia en enero).
Distribución mensual de los registros de atropellos de zorro rojo en Extremadura, año 2018. Se trata de la segunda especie más afectada, con máximos en julio y agosto y mínimo en invierno (ausencia en enero) y, curiosamente, en abril.

Una vez vistos los resultados de Extremadura, se muestran dos figuras más para comparar con la situación en España peninsular y Baleares. Hasta el 31.12.208, Observado recoge en España un total de 1.933 individuos atropellados (1.026 de ellos en 2018, más de la mitad, duplicando la información previa). De ellos, en Extremadura suma 304 individuos, casi el 85% (255) correspondientes al año 2018, que multiplica por cinco los registros previos. Así Extremadura pasa de aportar un 5% de los registros al 16% (25% considerando sólo 2018).

Distribución de atropellos de mamíferos en España, año 2018. La segunda zona con más atropellos registrados se sitúa en la provincia de Cáceres y sólo por detrás de la comarca de Doñana.

Izquierda: distribución mensual de los atropellos de mamíferos en España, año 2018 (n=1.026).
El máximo (junio-julio) es un mes después que lo observado en Extremadura, coincidiendo los mínimos (diciembre y enero) en ambos casos.

Derecha: las 10 especies de mamíferos con más atropellos en España, año 2018
. En relación a Extremadura, coinciden las dos especies más afectadas (erizo y zorro), pero contrastan las altas cifras de conejo y turón, con muy pocos registros en Extremadura; así como un alto número de gato doméstico (que en Extremadura casi nunca se anota).

lunes, 14 de enero de 2019

ISLA DE VALDECAÑAS. INFORME DE LA EBD-CSIC

Tras un dilatado proceso de elaboración, la Estación Biológica de Doñana, dependiente del CSIC, ha elaborado un completo informe, de casi 1.200 páginas, en el que responde a las catorce  preguntas planteadas por la Sala Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, TSJEx, en relación a la demolición del complejo Marina Isla de Valdecañas.

La demora no carece de justificación. Los técnicos de Doñana ya advirtieron que el informe tardaría al menos tres años en ser entregado y es que, para ser exhaustivos y rigorosos, tenían la obligación de proceder a la observación y seguimiento del paraje y su avifauna durante un tiempo más o menos prudencial, ante la carencia de datos que existían sobre el la Isla de Valdecañas, precisamente por la ineptitud de la Junta de Extremadura, que ni siquiera procedió a ello antes de otorgar la Declaración de Impacto Ambiental al proyecto de urbanización. Este aspecto se critica con rigor en el propio informe pericial ahora presentado, que deja claro que la DIA aprobó un proyecto con gran cantidad de deficiencias y el Plan de Vigilancia se ha desarrollado de modo sumamente deficiente.

Resumen de puntos clave del Informe de la EBD- CSIC sobre la Urbanización Isla de Valdecañas (noticia de prensa 12.01.2019):

- "muy deficiente descripción del ambiente previo a las obras"
 

- "no hemos encontrado documentos en los que explícitamente se hubiesen registrado la biodiversidad del lugar"

- "la Evaluación de Impacto Ambiental tuvo carencias importantes"

- "faltaba un análisis real de alternativas y la descripción del ambiente era prácticamente inexistente para la isla y muy incompleta para la Zepa"

- "la identificación de impactos contenía omisiones importantes"

- "la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobó el proyecto con todas estas deficiencias y sin la certidumbre exigida por la legislación comunitaria de que el proyecto resultaba compatible con los objetivos de conservación de la ZEPA"


- los autores consideran que se vulneró la legislación nacional sobre Evaluación de Impacto Ambiental, al no contemplar opciones alternativas.

- "el Plan de Vigilancia Ambiental (PVA) se diseñó con lagunas importantes". De las siete medidas compensatorias previstas en la DIA, solo se ha cumplido una. De 36 medidas compensatorias propuestas, el CSIC ha estudiado 34 y concluye que "su grado de cumplimiento ha sido mínimo"

- no se colocaron nidales para las aves o son inapropiados (postes ridículos para cigüeña blanca, con mal diseño, mal situados y nunca empleados por aves)

- estaba prevista la compra de parcelas para conservar orquídeas en Almaraz, pero finalmente se adquirió una en Olivenza»

- la empresa no cumplió con los preceptivos informes de seguimiento: los entregó entre 2007 y 2009 (fase de contrucción) y en 2012 y parte de 2013, pero no en 2010 y 2011 ni desde 2013. Además todos eran de muy baja calidad y "muy parcos en detalles"

- hubo "problemas de vertidos contaminantes y de residuos"

- "otras medidas se incumplieron sin que la administración interviniera, caso del empleo masivo de especies no nativas e incluso invasoras"

- "se incumplió el horario de trabajo diurno durante las obras y la navegación en zonas de exclusión"

- antes de la urbanización había hábitat favorable para 47 especies invernantes y 62 reproductoras y ahora lo hay para 30 y 31 respectivamente y siendo optimistas

- los veinte censos sistemáticos realizados en el periodo diciembre-marzo de 2016 y 2017 certifican que "hay muy pocas especies", comprobando "reducciones en la población de cormoranes, grullas y gansos"

- se plantaron de dos a cuatro veces menos árboles de los que se anunciaron y el 80% de la revegetación se hizo con especies poco apropiadas, algunas de ellas invasoras

- "la construcción del resort no ha mejorado la biodiversidad en la isla" y "lo previsible es que la biodiversidad no mejore, algo que sí ocurriría si el recinto se derribara y la zona se restaurara"

https://www.hoy.es/extremadura/valdecanas-claves-20190112230129-nt.html