jueves, 11 de febrero de 2016

PARTICIPA EN EL CENSO DE AGUILUCHO LAGUNERO NIDIFICANTE EN EXTREMADURA. AÑO 2016


Hace unos meses publicamos una entrada que revisaba la situación del aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus) en Extremadura hasta el año 2013. En el reciente XIII Congreso sobre aguiluchos ibéricos celebrado en Valsaín (Segovia) en noviembre de 2015, José María Traverso y Carmen Galán presentaron el censo en Extremadura correspondiente a la temporada reproductora de 2015. [descarga aquí las actas del XIII Congreso]

En 2016 se realizará un nuevo censo regional en época reproductora coordinado por Chema Traverso. El periodo de censo abarca desde febrero hasta julio. Es posible detectar parejas reproductoras en febrero y marzo, cuando tienen lugar los cortejos nupciales. Hay que tener cuidado en estos meses de final del invierno cuando aún son numerosos los laguneros invernantes no reproductores que pueden inducirnos a error. La cría se extiende a lo largo de la primavera, pues una vez ocupado el nido es posible detectar indicios como entradas al nido, cebas a pollos o primeros vuelos de los juveniles. Así que cualquiera que detecté alguna pareja reproductora (segura o probable) de aguilucho lagunero, debe comunicarlo a la siguiente dirección: chematraversomartinez@gmail.com (existen fichas al efecto).

En relación a los datos más recientes, en 2015 tuvo lugar el sexto censo extremeño (Traverso y Galán, 2015), durante el cual se localizaron 160 parejas, 152 seguras (107 en la cuenca del Guadiana y 45 en la del Tajo), lo que suponen 14 parejas más que en 2013 (4 más en Guadiana y 10 más en Tajo). Por comarcas, la de mayor importancia es Vegas Altas, con la mitad de la población, seguida por La Siberia (10%) y Arrocampo y entorno (8%). Se consolidan los núcleos de Vegas Bajas y Llanos del sur de Cáceres y aparecen parejas en Tierra de Barros y las vegas del Alagón.

Por sustrato, 129 de los nidos (el 85%) estaban en vegetación palustre y 23 nidos en cultivos de cereal (el 15%). Esta proporción es muy diferente a la de 2013, cuando el 40% de los nidos se ubicaron en cereal, una tendencia decreciente que se observa desde el año 2010.

La reproducción en 2015 se estudió en 50 nidos (un tercio del total), 44 iniciaron la cría, 37 tuvieron éxito y volaron 96 pollos. Por tanto, la tasa de vuelo fue de 2’6, el éxito reproductor de 2’18 y la productividad de 1’92 (las tasa medias en el periodo 1999-2015 son de 2’3 para la tasa de vuelo y 1’98 para la productividad). La tasa de vuelo de 2015 es la mayor detectada hasta la fecha. 

Los resultados de los seis censos realizados entre 1999 y 2015 se muestran en la gráfica y en la tabla siguientes. Se aprecia una tendencia poblacional claramente positiva, paralela a la expansión territorial. Aunque es posible que el aguilucho lagunero criase en muy bajo número en Extremadura con anterioridad, en el año 1990 sólo se conocía una pareja probable, cifra que aumentó a 24 parejas en el primer censo del año 1999. Aunque no se cuenta con cifras recientes de invernada a escala regional, se estima que actualmente se supera el millar de aguiluchos laguneros invernantes (J. M. Traverso, com. pers.)


Fuentes: 
- Prieta, J. 2015. El aguilucho lagunero en Extremadura. Marsh Harrier (Circus aeruginosus) in Extremadura. Blog Aves de Extremadura, 18/11/2015
- Traverso, J. M. y Galán, C. 2015. Aguilucho Lagunero Occidental (Circus aeruginosus). Evolución poblacional en la Comunidad de Extremadura (1990-2015). XIII Congreso del Grupo Ibérico de Aguiluchos. Valsaín, Segovia, 20-22 noviembre 2015. GREFA y AMUS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada