viernes, 26 de junio de 2015

POSIBLE PRIMER CHORLITO DORADO AMERICANO EN EXTREMADURA / Possible first record of American Golden Plover (Pluvialis dominica) in Extremadura


El pasado día 5 de junio de 2015 se observó un chorlito dorado en los arrozales de Palazuelo (Badajoz) que fue identificado como chorlito dorado americano (Pluvialis dominica). Los observadores fueron Juan Pablo Prieto, Roger Broadbent y Gill Broadbent, estos últimos con experiencia previa con la especie en Norteamérica. Aunque las fotografías son de baja calidad, pues se realizaron con teléfono móvil y telescopio, la observación se efectuó en buenas condiciones de distancia y luz. Se trataba de un ave confiada vista con detalle al telescopio durante casi media hora. Las fotografías se han enviado a varios expertos y coinciden en la identificación, aunque habrá que esperar al dictamen del Comité de rarezas de SEO para homologar este registro. Se trataba de un ejemplar de tonos más grises que el chorlito dorado europeo (Pluvilais apricaria), más esbelto, con mayor proyección de primarias, ceja muy patente, con poca coloración dorada en el dorso (“un poquito desde la mitad de la espalda hacia arriba”), aspecto que a primera vista no recordaba al habitual chorlito dorado europeo y con voz claramente distinta.

El chorlito dorado americano se reproduce en Norteamérica e inverna más al sur en el mismo continente. No obstante es relativamente frecuente en los países del lado oriental del Atlántico, con cientos de registros entre las islas británicas y el oeste de África, incluyendo las islas macaronésicas (19 registros en Canarias hasta 2011). En la península Ibérica se observa con cierta asiduidad en la fachada atlántica, pero es muy rara en el Mediterráneo y excepcional en el interior ibérico. Hasta 2011 se habían homologado 28 registros en España peninsular y hasta 2010 doce en Portugal, esto sin considerar aún el pequeño influjo sucedido en octubre de 2012 (a menos 9 aves). La máxima presencia tiene lugar en la migración otoñal (septiembre-octubre) y en menor medida en primavera (abril-mayo), con algunos citas invernales y en julio. La invernada parece ocurrir en bajo número en el oeste de África. Hasta 2011 no se tenían citas ibéricas en junio, por tanto la aquí presentada podría ser la primera, aparte de la única conocida en Extremadura y la primera o una de las pocas en el interior ibérico.

Fuentes: 
- De Juana, E. y García, E. 2015. The birds of the Iberian peninsula. Ed. Bloomsbury. Londres.
- Prieta, J., Mayordomo, S. y Cardalliaguet, M. 2014. Aves de Extremadura vol. 4. 2003-2008. SEO-Extremadura. Cáceres.
- Mayordomo, S. 2015. Base de datos de avifauna en Extremadura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada