miércoles, 1 de julio de 2015

EL VENCEJO CAFRE EN EXTREMADURA / White-rumped swift (Apus caffer) in Extremadura

Los grandes cambios que el hombre ha provocado en el medio natural en los últimos milenios, pero especialmente en el último siglo, cambio climático incluido, son en parte responsables de fenómenos de reducción de las áreas de ocupación de las aves, pero también de su expansión. Entre los casos más singulares están la colonización del sur de Europa por algunas especies de aves africanas, siendo el más conocido el elanio azul (Elanus caeruleus). Otro caso interesante se refiere al discreto vencejo cafre (Apus caffer), un ave seguramente más extendida en Extremadura de lo que se piensa.

Poco más de 50 años han transcurrido desde las primeras citas en la península Ibérica, datando el primer registro y la primera reproducción, ambos en Cádiz, de 1964 y 1966 respectivamente. Desde entonces se ha extendido lentamente por el cuadrante suroeste peninsular, desde Portugal y Granada hasta Salamanca y Madrid. Las primeras citas extremeñas se refieren a una pareja vista en Villar del Rey en junio de 1979 y otra pareja en la Sierra de Montánchez en junio de 1981 y 1982. Las primeras reproducciones se constataron en los Canchos de Ramiro en 1989 y 1990, en tres nidos usurpados a golondrinas dáuricas.

Aunque se trata de un ave estival escasa, hoy día el vencejo cafre podría estar presente de modo disperso por zonas montañosas de toda la región. Se desconoce la magnitud de su población extremeña: las primeras estimas de finales del siglo XX eran de unas 15-30 parejas, cifra que ha ido aumentando con el paso de los años y que hoy podría superar fácilmente el centenar de parejas y suponer una parte sustancial de la población española.

En el mapa adjunto se muestran las más de 40 localidades de Extremadura donde ha sido observado el vencejo cafre entre 1979 y 2015. Se aprecia una amplia distribución por Sierra Morena, sierras centrales de Badajoz (Alange, Hornachos, La Serena), embalses del Guadiana (Orellana, García Sola y Cíjara), alineación sierras de Alburquerque-San Pedro-Montánchez, sierras de Ibores-Villuercas, alineación Canchos de Ramiro-Monfragüe-Valdecañas y sierra de Gredos (Guijo de Santa Bárbara). Dada la difícil detección, su baja densidad, lo inaccesible del hábitat, por otro lado frecuente, y la abundancia de nidos de golondrina dáurica necesarios para criar, es probable que también críe en otras sierras de la región. Las zonas suelen mantenerse ocupadas durante años y hay registros en sitios no visitados durante más de una década donde sigue presente la especie. El lugar con más observaciones es el Parque Nacional de Monfragüe, donde ha sido visto en nueve parajes diferentes, encontrándose nidos en al menos cuatro de ellos, tanto en rocas como en edificaciones diversas.

El vencejo cafre presenta una fenología tardía en Extremadura, con citas extremas en abril (día 25) y noviembre (día 13) y mayor presencia entre mitad de mayo y final de septiembre. Se considera que realiza dos puestas cada temporada empleando nidos usurpados a golondrinas dáuricas. En Extremadura se han observado nidos tanto en sustrato rocoso como en edificaciones (sobre todo bajo puentes, pero también en presas y edificios). En Andalucía se conocen ocupaciones de nidos de avión común y en Guijo de Santa Bárbara (Cáceres) parece que una pareja nidificó en 2010 y 2011 en la grieta de un edificio, algo habitual en África. Este último caso es interesante también por ser en núcleo urbano y hasta ahora el único registro en Gredos extremeño y el de mayor altitud (875 m). Los vencejos cafre se suelen ver aislados, en parejas o en grupos pequeños de 3-5 aves, siendo el grupo mayor visto de 12 ejemplares en Monfragüe



Fuentes: 
- Prieta, J., Mayordomo, S. y Cardalliaguet, M. 2014. Aves de Extremadura vol. 4. 2003-2008. SEO-Extremadura. Cáceres.
- Prieta J. 1998-2007. Aves de Extremadura volúmenes 1, 2 y 3. ADENEX. Mérida.
- Mayordomo, S. 2015. Base de datos de avifauna en Extremadura.
- Jesús Calle. Datos de Guijo de Santa Bárbara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada