jueves, 1 de agosto de 2013

DISPERSIÓN JUVENIL DEL QUEBRANTAHUESOS

Una de las entradas más visitadas de este blog es la referente a la presencia de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en Extremadura, publicada en agosto de 2011. En aquel momento recogimos información sobre las observaciones directas (posteriormente ha habido alguna más) y sobre los mapas del seguimiento vía satélite que la Fundación Gypaetus difundía en la Red (lamentablemente en julio de 2012 dejaron de hacerlo). Se trataba de información que iba surgiendo día a día no sometida a análisis alguno. Dado que recientemente se ha publicado un estudio sobre los movimientos de los quebrantahuesos pre-adultos en Europa (Margalida et al. 2013), mostramos un par de mapas muy reveladores de la situación. El análisis utiliza los ejemplares seguidos vía satélite en tres poblaciones: Alpes (reintroducida), Pirineos (natural) y Cazorla-Segura (en proceso de reintroducción). Se observa un comportamiento diferente en las tres poblaciones. La alpina se dispersa por toda la amplitud de la gran cordillera de los Alpes con algún movimiento esporádico hacia el sur (Apeninos norte en la península Itálica) y el norte (llanuras de Centroeuropa). Los quebrantahuesos pirenaicos son los menos móviles, restringidos a la cordillera donde nacen. Y los andaluces de Cazorla son con diferencia los más viajeros, con desplazamientos y estancias por los macizos montañosos de toda la península Ibérica, especialmente en la mitad sur (sistemas Béticos, Sierra Morena y Sistema Central), pero también en el Pirineo (sobre todo occidental), Sistema Ibérico norte y Picos de Europa. Aunque los desplazamientos de estos quebrantahuesos son muy variables entre individuos, hay un patrón general de asentamiento durante los primeros meses de vida en el lugar de suelta (Cazorla y entorno), seguido por la dispersión alrededor del año de edad por los sistemas montañosos ibéricos (no hay contactos extra-peninsulares).


En el caso de Extremadura, aunque hay citas anteriores a 2008 de individuos de presunta procedencia pirenaica, ningún quebrantahuesos de esa población seguido por satélite ha salido del Pirineo ni ha llegado a nuestra región. En cambio, es habitual el asentamiento de ejemplares de Cazorla en Gredos (La Vera, Jerte y Ambroz en Cáceres) y el Noreste de Badajoz. Otras comarcas extremeñas visitadas son Las Hurdes, Villuercas, riberos del Tajo-Monfragüe, sierras centrales de Badajoz y Sierra Morena en Badajoz.


Fuente:
Margalida, A., Carrete, M., Hegglin, D., Serrano, D., Arenas, R. y Donázar, J. A. 2013. Uneven large-scale movement patterns in wil and reintroduced pre-adult bearded vultures: conservation implications. PLoS ONE 8(6): e65857. doi:10.1371/journal.pone.0065857 [descargar]


No hay comentarios:

Publicar un comentario