lunes, 20 de agosto de 2012

CHARRÁN BENGALÍ: OTRA NOVEDAD EN EXTREMADURA

 

El 7 de agosto de 2012 han sido vistos y fotografiados dos peculiares charranes en el embalse de Llerena, también llamado de Arroyoconejos (Badajoz), por parte de Francisco Montaño, Joaquín Vázquez y Benjamín Muñoz. En principio, los observadores los identificaron como charrán real (Sterna maxima). Pero tras una enriquecedora discusión, en el sentido más positivo de la palabra, casi todas las opiniones se decantan por charrán bengalí (Sterna bengalensis), de modo que desde aquí damos provisionalmente por válida esta última opción. No obstante, sea el que sea, es otra novedad en Extremadura, pues ninguna de las dos especies ha sido observada antes en la región. Una tercera opción, es que se trate de un charrán "de pico amarillo" (Sterna cf. elegans o híbrido, según el Comité de Rarezas de SEO), que morfológicamente recuerda al charrán elegante del Pacífico, pero que no se sabe bien que son, tal vez híbridos entre charrán bengalí y charrán patinegro (Sterna sandvicensis).

La identificación en el campo (charrán real) se basaba en la apreciación del tamaño de los ejemplares, de una envergadura similar a las gaviotas reidoras (Larus ridibundus) presentes. Sin embargo, es el charrán bengalí el que tiene un tamaño similar a estas gaviotas, siendo el real netamente mayor. Además, las fotografías aquí mostradas también apoyan que se trata de charranes bengalíes: tamaño respecto a las garcillas bueyeras que hay detrás, proporción relativa del tamaño de las alas entre charrán y garcilla y el hecho de que uno de los ejemplares muestre el capirote completamente negro. El charrán real pierde este carácter muy pronto, durante la primavera, siendo muy pocos los que lo mantienen en junio, siendo improbable que alguno lo muestre en agosto. La coloración del plumaje, sobre todo del obispillo, es algo diferente en ambas especies, aunque las fotografías no ayudan en esta ocasión. Dado que las aves no han sido observadas en nuevas visitas, habrá que esperar al dictamen del Comité de Rarezas. Un miembro de este Comité sugiere que podría ser un charrán tipo elegans basándose en su tamaño intermedio, corpulencia, dorso gris oscuro y forma y tamaño del pico.

Como no esta de más saber algo más sobre las dos primeras especies, he aquí un breve repaso.

El charrán real es una especie tropical que se reproduce en América (subespecie maxima) y Oeste de África (subespecie albididorsalis), en este caso en colonias en Mauritania, Senegal y Gambia. Estas aves realizan cierta dispersión post-reproductora al norte, con presencia habitual hasta Marruecos. Se considera que son estas aves las que llegan a España, donde hasta 2009 había 21 registros homologados de 26 ejemplares (aunque no hubo ninguno entre 2007 y 2009). La gran mayoría se observa en Andalucía, en provincias cercanas al Estrecho de Gibraltar, entre julio y noviembre (aunque hay citas desde abril a diciembre). Sin embargo, en Europa hay al menos dos casos de aves anilladas en Estados Unidos, uno en el Reino Unido y otro en Cataluña (en un mes atípico: diciembre).

Por su parte, el charrán bengalí cría en el mar Rojo, el Índico y Oceanía, además de una pequeña población en el Mediterráneo (Libia), que migra a través del Estrecho de Gibraltar. Su presencia en España es regular y más frecuente que en el caso del charrán real. Dado que sólo se considera rareza desde 2006, la especie no ha sido analizada por De Juana (2006). Además, sólo es rareza en el lado peninsular del Estrecho de Gibraltar, pues en Ceuta se considera habitual. Aún así, en cuatro años (2006-2009) se han homologado 17 registros de 21 individuos, mayoritariamente en Andalucía en el área del Estrecho. El número real de observaciones debe ser mucho mayor, sobre todo en los últimos años, cuando se está prestando mayor atención.



Agradecimientos: A Ricard Gutiérrez, Rafael García, John Muddeman y Carlos Sánchez por su ayuda en la identificación a partir de las fotografías.

Fuentes:
- De Juana, E. 2006. Aves raras de España. Lynx Edicions. Barcelona.

- CR-SEO (Comité de Rarezas de SEO). 2011. Observaciones de aves raras en España, 2009. Ardeola 58(2).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada