viernes, 6 de abril de 2012

AGUILUCHO PAPIALBO. SEGUNDO EN EXTREMADURA

El pasado 26 de marzo de 2012 fue observado un macho adulto de aguilucho papialbo (Circus macrourus) en La Roca de la Sierra, Badajoz. Los afortunados fueron Joaquín Mazón y José María Casas. Se trata del segundo registro de esta especie en Extremadura. El único previo, debidamente homologado por el Comité de Rarezas de SEO, corresponde también a un macho adulto visto por Javier Marchamalo el 4 de abril de 2000 en Fuente de Cantos (Badajoz).

El aguilucho papialbo es una rapaz típica de las estepas euroasiáticas, que cría entre Ucrania y Mongolia e inverna en África subsahariana y el sur de Asia. Debido al declive que han experimentado sus poblaciones, la UICN la considera Casi Amenazada (NT) a escala mundial, con estimas que oscilan, según las fuentes, entre 10.000 y 30.000 parejas reproductoras.

En España, hasta 2009, se han homologado 34 registros de 35 individuos (sólo en un caso se vieron dos aves juntas), tres de ellos en Canarias. En Portugal la especie no ha sido confirmada nunca, al menos hasta el año 2009. Las aves que se ven en España son aquellas que siguen la ruta migratoria occidental, con invernada en África. Las zonas habituales de presencia más cercana están en Túnez, donde inverna en bajo número, y en Italia, donde se produce cierto paso primaveral. Hasta 2003, todas las citas españolas eran en migración, fundamentalmente machos adultos, los menos difíciles de identificar, en zonas orientales del país y en los meses de abril y octubre. Sin embargo, posteriormente se han descrito casos de invernada en España, sobre todo en humedales costeros.

De acuerdo con los sitios web Rare Birds in Spain y Reservoir Birds, hay más observaciones de las que se validan. Así, en 2009 hubo al menos ocho citas publicadas en dichas web, pero ninguna ha sido homologada o rechazada. En cuanto a datos más recientes, es destacable la presencia de varios aguiluchos papialbos durante el invierno 2011-2012 en España. A la espera de información más precisa que confirme la validez de estas observaciones, se han visto ocho individuos en noviembre de 2011, siete aves en diciembre de 2011 y seis en enero de 2012. Al menos cuatro aves diferentes han podido invernar en La Janda, Cádiz (un macho adulto, una hembra adulta y dos juveniles); tres en Doñana y entorno (hembra adulta, segundo invierno y juvenil); y dos en la Albufera de Valencia (macho adulto y juvenil). También hay citas en Granada, Sevilla, Gerona y Palencia. En conjunto podrían ser más de diez los ejemplares invernantes. Por tanto, habrá que estar atentos a la presencia en Extremadura, algo que exige además estudiar un poco los sutiles detalles que permiten diferenciar esta especie de los similares aguiluchos pálido (Circus cyaneus) y cenizo (Circus pygargus).

Fuentes:
- CR-SEO (Comité de Rarezas de SEO). 2011. Observaciones de aves raras en España, 2009. Ardeola 58:441-480.
- De Juana, E. 2006. Aves raras de España. Lynx Edicions. Barcelona.
- Catry, P., Costa, H., Elias, G. y Matias, R. 2010. Aves de Portugal. Ornitologia do território continental. Assírio & Alvim. Lisboa.
- Gutiérrez, R. Rare Birds in Spain
- Reservoir Birds

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada