miércoles, 28 de diciembre de 2016

MÁS SOBRE EL CERNÍCALO PRIMILLA

En relación al cernícalo primilla, las declaraciones y notas de prensa de la administración andaluza han tenido eco en algunos medios, aunque por desgracia se echa de menos su publicación en los principales diarios nacionales (está claro que no es el lobo, el lince, el oso o algún gran águila). Esperemos que el tema tenga la repercusión que se merece. Revisando más información se han encontrado datos del seguimiento en Francia (gráfica inferior; más info), envidiable desde el punto de vista hispano. En el país vecino el cernícalo primilla ha aumentado a un ritmo fuerte hasta 2014, con un pequeño retroceso en 2015 en sólo una de sus cuatro subpoblaciones, faltando datos de 2016. En cualquier caso no se parece en nada a las gráficas de regiones españolas, con declives del 50-70% a partir de 2012. Otra noticia reciente, publicada por GREFA, informa de la situación crítica del aguilucho cenizo en Madrid, que ha pasado de 60 parejas en 2015 a sólo 20, un tercio, en 2016 [leer aquí]. En Extremadura no he encontrado nada publicado sobre 2016, pero datos previos señalan una reducción poblacional continuada del aguilucho cenizo a partir de 2009 y al menos hasta 2015. Habría que determinar si esta reducción es generalizada y si podría estar relacionada con la del cernícalo primilla y con graves problemas en las áreas de invernada, en las áreas de cría o en ambas.

En resumen, hay un problema global que requiere soluciones globales. Pero las competencias casi exclusivas de medio ambiente en las comunidades autónomas, funcionando casi como compartimentos estancos, tal vez no ayude mucho en la conservación de especies migratorias de amplia distribución. Por poner un ejemplo, el pasado mes de octubre se celebró en Bulgaria un taller internacional de expertos en cernícalo primilla. En la relación de documentos descargables hay tres aportaciones españolas de Grefa y Dema, sobre cría en cautividad, y de la EBD, sobre el proyecto Horus. En un vistazo rápido no he visto presentaciones que alerten sobre el declive de la especie, ni en España, donde ya era conocido, ni en otros países. Hay trabajos sobre invernada de aves francesas y también alguna presentación de Italia, país con una numerosa población bien controlada (14.000 ejemplares en Apulia y Basilicata en 2016), pero tampoco se advierte que padezcan reducciones poblacionales. En cualquier caso, personalmente sorprende la falta de información de poblaciones y de acciones a gran escala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada