viernes, 3 de octubre de 2014

UN BUITRE DORSIBLANCO AFRICANO (CASI) EN EXTREMADURA


Un ejemplar de buitre dorsiblanco africano (Gyps africanus) fue visto hace unas semanas en Portugal por Alfonso Godino y Catarina Machado. En concreto, la observación tuvo lugar el día 24 de agosto de 2014 en la Estación Biológica de Garducho, entre Mourão (Alentejo, Portugal) y Valencia de Mombuey (Badajoz). El ejemplar se alimentaba junto a otros buitres en una carroña. Dada la escasa distancia es más que probable que haya estado en tierras extremeñas, aunque es seguro que al buitre le traen sin cuidado esas líneas imaginarias que llamamos fronteras y sólo existen en las mentes de los humanos. [Tras escribir esto, Alfonso Godino ha confirmado que el buitre voló con dirección Extremadura, hacia el noreste]


Se trata de la sexta observación de esta rarísima especie en la península Ibérica (y en toda Europa), dos de ellas han tenido lugar en Portugal (hay una anterior de un ejemplar en migración en el Algarve) y cuatro en España (tres en Cádiz, Tarifa-Algeciras, los días 07/09/2008, 19/09/2011 y 21/06/2014; además de un caso de un ejemplar hallado muerto por colisión en un parque eólico, fecha sin publicar [ver COCN]). El 25 de mayo de 2014 tuvo lugar la primera observación conocida en Marruecos. Las observaciones próximas en el tiempo en Marruecos, Cádiz y Alentejo en 2014, podrían sugerir un mismo ejemplar.

Esta especie, de difícil identificación, se une al creciente número de buitre moteados (Gyps rueppellii) observados en el suroeste de Europa. Probablemente, ambas especies de buitres africanos se unen en su viaje al norte a los buitres leonados, sobre todo juveniles, que invernan en África Occidental. Aunque el buitre dorsiblanco es la especie más numerosa de buitre del continente africano, está sufriendo un declive muy intenso que ha llegado a la UICN y a BirdLife a calificarlo como especie “En peligro de extinción (EN)”. Las causas son la pérdida de hábitat, descensos en las poblaciones de ungulados silvestres, la caza comercial, colisiones y electrocuciones con tendidos y, sobre todo, el envenenamiento. Todas estas amenazadas están haciendo disminuir muy rápidamente todas las especies de buitres de África, en un proceso similar aunque no tan agudo como el ocurrido en Asia, en especial en la India, donde varias especies de buitre han pasado de contar con millones de ejemplares a verse reducidos a sólo el 1-5% de su población de hace unos años. Lógicamente han sido calificados como “En peligro crítico de Extinción (CR)”. Ante este desolador panorama, las poblaciones ibéricas de buitres están entre las más saludables del mundo y adquieren hoy día un papel especialmente importante a escala global.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada