jueves, 30 de mayo de 2013

BUITRES MOTEADOS .... A PARES

El buitre moteado (Gyps rueppellii) es una de las especies más veces tratada en este blog, al ser una de las aves consideradas rareza que se observa con mayor frecuencia en Extremadura. Con este, y desde 2008, son seis los años consecutivos con citas de uno o dos ejemplares. Y es el cuarto año seguido en que tenemos la suerte de contarlo aquí. Y en esta ocasión por partida doble, pues en la anterior semana se han observado dos ejemplares, uno en la provincia de Badajoz y otro en la de Cáceres.


El ave de Badajoz, con plumaje juvenil de 2º año (nacida en 2012), fue localizada el 21 de mayo de 2013 por Marc Gálvez (fotografía) en el dormidero de los Riscos de Valbellido, Salvaleón, en compañía de 240 buitres leonados (entre ellos varios marcados en España, Francia y Portugal). En los días siguientes, al menos hasta el día 25 de mayo, fue observada además por Francisco Montaño, Antonio Núñez Ossorio, Joaquín Vázquez, Lorenzo Alcántara, José Portillo, José Gómez, Jerónimo Corral y Óscar Llama.


El ejemplar de Cáceres, con plumaje inmaduro de 3º año (nacido en 2011), fue localizado en el Ecoparque (basurero) de Mirabel la mañana del 25 de mayo de 2013 por Javier Prieta (fotografía superior), junto a unos 250 buitres leonados (tres de ellos con marcas alares de origen español) y más de 60 buitres negros. Un par de horas después, Sergio Mayordomo y Eva Palacios (fotografía inferior) confirmaron que allí seguía, hasta las 16:00 horas en que emprendió el vuelo. Poco después, de acuerdo al plumaje, este ave fue vista en La Tajadilla de Monfragüe (Toril, Cáceres) por unos visitantes portugueses, y la mañana del día 26 de nuevo estaba en el basurero de Mirabel (José Portillo), aunque allí no había ningún buitre a mediodía (J. Prieta).


Se trata de los primeros buitres moteados citados en España en lo que llevamos de 2013. Según la revisión de De Juana (2006), el mayor número de observaciones en la península Ibérica se produce en mayo y en octubre, coincidiendo con los movimientos migratorios desde y hacia África de buitres leonados no reproductores. Las dos citas extremeñas aquí comentadas, en zonas de concentración de aves principalmente no reproductoras, también sugiere que acompañan a los buitres leonados en sus movimientos de dispersión. Como vimos en una anterior entrada, en Extremadura se aprecia un claro predominio de las observaciones de mayo y junio. En cuanto a la edad, de las doce aves vistas en nuestra región, ocho son inmaduros y cuatro adultos o subadultos. Como la revisión de De Juana (2006) sólo abarca hasta 2003, hemos consultado datos más recientes. Así, en 2010 sólo se homologaron dos citas, ninguna en Cádiz, donde hay numerosas observaciones que no se envían para su validación. Para 2011 y 2012, aún sin homologar, Rare Birds Spain recoge citas de hasta 32 individuos en 2011 y 29 en 2012. Nada menos que 52 entre ambos años fueron vistos en fechas de paso postnupcial en la provincia de Cádiz. El resto, sólo ocho aves, se reparten por Cáceres (3), Teruel (2), Guadalajara (1), Lérida (1) y Albacete (1). Aunque el patrón de la gráfica inferior está claramente sesgado por el gran esfuerzo de observación de rapaces realizado en Cádiz, se aprecia que casi todas las observaciones se acumulan entre mayo y noviembre. Es decir, entre que los buitres leonados ibéricos regresan y vuelven a África. Fuera de ese periodo hubo una observación en diciembre (un ejemplar en aparente paso hacia África), una en enero (inmaduro, Cádiz) y otra en marzo (un adulto en una buitrera gaditana pero sin indicios de reproducción). La única cita extremeña fuera del periodo mayo-noviembre es de enero, y también de un adulto, posible híbrido.


- De Juana, E. 2006. Aves raras de España. Lynx Edicions. Barcelona.

1 comentario: