jueves, 31 de mayo de 2012

ÁGUILAS CALZADAS: A CASA VUELVEN

Hace unas semanas relatábamos en este blog el periplo africano de dos águilas calzadas (Aquila pennata) extremeñas seguidas por satélite, entre septiembre de 2011 y febrero de 2012. Al igual que los otros cuatro ejemplares marcados en otras provincias españolas, nuestras dos águilas calzadas ya están de vuelta a su hogar sanas y salvas y al parecer inmersas en tareas reproductoras. Los viajes de retorno se resumen del siguiente modo.

Luna (hembra, nº 5 en el mapa) partió de su área estable de invernada en Malí el 16 de marzo, tras cruzar por Mauritania, Sahara Occidental y Marruecos atravesó el Estrecho de Gibraltar el 1 de abril y más despacio retornó a su territorio de cría en Alburquerque (Badajoz), donde llegó el día 6 de abril. En total, un viaje de 2.700 km y 21 días, a una media de 130 km por día y con etapas más largas de 344 km y 323 km los días 18 y 20 de marzo, en pleno desierto. Las jornadas dentro de España fueron mucho más lentas, con un máximo de 120 km. En 2012 está ocupando un nuevo nido situado a solo 250 m del usado en 2011, el cual cayó durante el invierno. Sin embargo el nuevo nido se sitúa a pocos metros de una carretera y un punto donde suelen parar los coches, por lo que ha fracasado y a lo largo de junio se ha desplazado a 30 km, en el entorno de un embalse, donde se mueve de modo errático (Ángel Sánchez, com. pers.).

Valiente (macho, nº 6) inició el viaje en Nigeria el 19 de marzo, pasó por Níger, Malí, Argelia y Marruecos, atravesó el Estrecho del 2 de abril y llegó a La Roca de la Sierra (Badajoz) el 7 de abril. Una larga travesía de 3.500 km y 20 días, a 175 km por día de media y con las etapas más extensas de 420 y 418 km los días 21 y 24 de marzo. Ya en España, el máximo recorrido en un día fue de solo 95 km. Se trata del ejemplar más rápido de los seis marcados y uno de los dos con el área de invernada más lejana. En 2012 está criando en un nido nuevo a 900 m del anterior, situado además cerca de un nido de águilas culebreras. En junio de 2012 el nido contenía pollos (Á. Sánchez, com. pers.).

Si comparamos el conjunto de las seis aves marcadas (dos en Badajoz y Madrid y una en Castellón y Ávila), vemos que el retorno primaveral no sigue la misma ruta que en otoño, estando en todos los casos desplazada al oeste. El día de partida ha variado entre el 1 y el 20 de marzo (media el 13 de marzo), el paso por el Estrecho entre el 30 de marzo y el 11 de abril (media el 4 de abril) y la llegada al territorio de cría entre el 4 y el 26 de abril (media el 10 de abril). Las distancias totales recorridas oscilan entre 2.725 y 3.530 km (media 3.095 km), la duración entre 17 y 51 días (28 de media) y la velocidad media diaria entre 70 y 175 km (media 126). Salvo un ejemplar que hizo el recorrido en dos etapas, parando un tiempo en una de las dos áreas que ocupó a lo largo del invierno, el resto hicieron un regreso directo, más rápido en tierras africanas y más lento una vez alcanzado el territorio ibérico.

Más información en la web del proyecto de SEO/BirdLife "La migración de las aves".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada