lunes, 20 de febrero de 2012

MIGRACIÓN OTOÑAL DE PASERIFORMES POR LA SIERRA DE GATA

La presente entrada es una colaboración enviada por Jesús Serradilla Rodríguez para su publicación en este blog, hecho que agradecemos. Sobra decir que el blog está abierto a todos aquellos que tengan algo interesante que contar sobre las aves extremeñas.

El día 31 de octubre de 2011 se realizó durante dos horas (08:30 a 10:30) un recuento de paseriformes migrando con dirección sur a través de la sierra de Gata. Concretamente en el Puerto Viejo de Robledillo de Gata (Cáceres) en el límite con la provincia de Salamanca. La mayoría de las aves volaban en grupos de una sola especie, aunque en algún caso se trataba de bandos mixtos, sobre todo de varios fringílidos y de pinzones vulgares con bisbitas pratenses. En total se contabilizaron 161 bandos y 757 individuos, identificándose 13 especies diferentes. Entre ellas destacan pinzón vulgar (63% del total), bisbita pratense (9%) y jilguero (7%). Asimismo, en los días anterior y posterior al recuento, se constató el paso de pardillos comunes, aviones roqueros y trigueros y en otras fechas se han observado migraciones intensas de abejaruco y vencejo común. Es importante señalar que el collado donde se hicieron las observaciones es uno más entre otros de la Sierra de Gata, sin ninguna característica en principio singular que favorezca el paso migratorio. Desde este puerto, así como desde el de La Ventanera situado justo al este, el flujo migratorio se canaliza por el valle del río Árrago hacia la llanura cacereña.

En la actualidad, está pendiente la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de un macroproyecto eólico de 60 aerogeneradores que se instalaría precisamente en el lado salmantino de esta parte de la Sierra de Gata. De acuerdo al fotomontaje inferior, el aerogenerador AR17 iría ubicado en el puerto objeto de estudio y el AP1 en el collado de La Ventanera. El preceptivo Estudio de Impacto Ambiental (EIA) previo a la DIA incluía un estudio ornitológico que no recogía este importante paso migratorio, de hecho indicaba todo lo contrario, minimizando la importancia de la migración de aves a través de la Sierra de Gata. A la luz de estos sencillos datos, se puede deducir que determinadas especies concentran su paso en pocos días y a determinadas horas. Por tanto, son especies que se pueden infravalorar en los censos si estos no se realizan en el momento y lugar adecuados. Este importante flujo migratorio es otra razón más para conservar estas excepcionales, aunque olvidadas sierras, del occidente ibérico.

Autor: Jesús Serradilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada