martes, 25 de abril de 2017

SE NECESITAN VOLUNTARIOS PARA LA CAMPAÑA DE SALVAMENTO DE NIDOS DE AGUILUCHO CENIZO EN LA PROVINCIA DE CÁCERES


Ya está en marcha el II Censo nacional de aguilucho cenizo (Circus pygargus) [también cubrirá al aguilucho pálido, rapaz posiblemente extinguida en Extremadura, donde crió por última vez en 2012; leer más]. Dada la mala situación de la especie y la ausencia de censos completos desde 2006, SEO/BirdLife y el Grupo Ibérico de Aguiluchos (GIA) promueven un nuevo sondeo de ámbito nacional. Los datos más recientes de Extremadura, año 2016 (más detalles al final), muestran que se encuentra en mínimos históricos, con sólo 451 parejas, lo que significa un declive de casi la mitad (45%) respecto a las 801 del año 2009. Una situación compartida con otras aves de medios agrícolas como sisón común, cernícalo primilla o carraca, todas en un estado lamentable en Extremadura. La situación en otras regiones es incluso más alarmante, caso de Madrid, donde tan sólo se localizaron 20 parejas de aguilucho cenizo y cinco de pálido en 2016 (leer más); o de Andalucía, con 693 nidos de aguilucho cenizo en 2016, un 15% menos que 2015 (820 nidos) (leer más), y según ciertas fuentes con un 50% de declive en cuatro años (leer más). De momento, la escasez de lluvias en este inicio de primavera de 2017 nos hacen ser pesimistas en la presente campaña, pues el cereal donde ubican los nidos apenas ha crecido, lo que supone falta de refugio y de alimento. Esperemos que el panorama cambie en breve.

En Extremadura se realizan campañas de salvamento de nidos de aguiluchos desde hace 25 años y siguiendo una misma metodología desde hace 17 años. En la actualidad, y desde 2006, la campaña es ejecutada por el Grupo Extremeño de Aguiluchos (GEA), que será el encargado de coordinar Extremadura dentro del censo nacional, en concreto corre a cargo de AMUS (por si hay interesados en participar el contacto es: apinilla@amus.org.es).

Un problema que ha surgido es que en la provincia de Cáceres no se lleva a cabo la campaña de salvamento desde hace dos años (y por tanto tampoco hay censos). La razón es que los anteriores voluntarios por diversas circunstancias no pueden continuar la tarea. Por ello, se están buscando nuevos colaboradores que puedan echar una mano en el censo y salvamento de nidos de aguiluchos en los Llanos de Cáceres, Llanos de Brozas-Alcántara y Llanos de Trujillo. Al menos se intentará cubrir los gastos de los participantes.

Aquellos que deseen participar deben ponerse en contacto con Marcelino Cardalliaguet, delegado de SEO/BirdLife en Extremadura: teléfonos 927 238509 y 609 530284; correoE extremadura@seo.org.

De modo resumido, las tareas a realizar son las siguientes:

1. Censo de aguiluchos. Se hará una primera prospección para localizar las colonias activas y determinar puntos de observación para efectuar el censo de parejas. Las mejores horas son las 8:00 y las 12:00 y/o entre las 17:00 y las 20:00 y habría que comenzar cuanto antes.

2. Salvamento de nidos. Una vez localizadas y censadas las colonias hay que determinar el número de nidos y marcar su ubicación poco antes de la cosecha, todo ello con la colaboración de los agricultores. El salvamento propiamente dicho se hará previo aviso del día de cosecha, vigilando que se cumplen las medidas establecidas (dejar rodales sin cosechar, vallar, desplazar nidos....).

En 2015 se publicó en el presente blog una entrada que revisaba la situación del aguilucho cenizo en Extremadura, con datos hasta 2013 (leer más). Ahora actualizamos aquella información en las siguientes gráficas con datos hasta 2016, teniendo en cuenta que desde 2014 no se dispone de información de la provincia de Cáceres (fuente: GEA).

Tras un periodo de ligero aumento (2001-2009), el aguilucho cenizo está disminuyendo rápidamente en Extremadura, con sólo 435 nidos localizados y 451 parejas estimadas en 2016. El valor más bajo en 25 años (la media es de 626 parejas y el máximo de 801).
La producción de pollos de aguilucho cenizo es muy variable entre años, siendo dependiente del número de parejas, del éxito de la campaña de manejo y de las condiciones climáticas. El año 2016 ha sido el mejor (786 pollos) de los últimos cinco, aún así está por debajo de la media (850 pollos; máximo en 2007 de 1.436). Aunque la gráfica muestra un perfil en sierra, claramente se aprecia que los cinco últimos años han volado muy pocos pollos, todos por debajo de la media.
La productividad (nº pollos volados por nido) en aguilucho cenizo es muy dependiente de las condiciones climáticas, con más pollos volados por nido en primaveras lluviosas, cuando se retrasa la siega, se manipulan menos nidos y hay más alimento disponible. El año 2016 fue un buen año (1,81), el mejor de las últimas ocho temporadas, con valores encima de la media (1,51; máximo excepcional en 2007 de 2,41). La gráfica muestra, lógicamente, gran parecido con la de pollos volados.
ADDENDA 

29.04.2017. Proceso de desaparición en el norte de Cáceres
En el norte de Cáceres por desgracia no quedan aguiluchos cenizos. Desde 1995 se ha constatado como desaparecían las pocas parejas que quedaban. Incluida la población en hábitat natural en brezales entre Gata y Hurdes, que descubrió Jesús Garzón, y aún tenía algún nido a finales de los 1990 (incluso hay una cita de nido de aguilucho pálido en Casares de Hurdes en el año 2000). En esas fechas aún criaban al sur de Plasencia, en los llanos ahora ocupados por la N-630, la A-66, el FFCC y las obras del AVE. Se quedaron sin sitio, aunque la razón principal es que dejaron de sembrar cereal. La población de Guijo de Coria-Calzadilla desapareció en torno a los años 2000-2005, pero aún puede verse algún ejemplar o pareja, como en 2016, pero en esta zona cosechan para forraje tan pronto como mayo y cualquier nido es inviable. En los trabajo del atlas 1998-2001 se llegaron a ver 14 ejemplares diferentes en una mañana, por lo que debía haber 5-7 parejas. En la actualidad se siembra poco cereal y se dedica a forraje con siegas muy tempranas. En el entorno del embalse de  Arrocampo también había algún nido a finales de los 1990 (en 1998 al menos una pareja durante un censo de aguilucho lagunero). En esa zona hace años que no se siembra cereal y en la actualidad una gran superficie se está transformando en almendrales super-intensivos. En el censo nacional de aguiluchos de 2006 no se localizaron nidos ni colonias en Cáceres al norte del Tajo. La colonia más al norte se situaba al sur del río Tajo, del embalse de Valdecañas, en Villar del Pedroso, con unas 2-4 parejas. Entre esta localidad y Bohonal de Ibor hubo alguna colonia más en torno al año 2000, que también se perdieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario