miércoles, 31 de agosto de 2016

SUBPOBLACIONES DE AVUTARDA: GENÉTICA Y ESTADO DE CONSERVACIÓN


Muy recientemente se ha publicado un artículo científico (Alonso et al. 2016) alertando del dramático estado de conservación de la población de avutarda común (Otis tarda) en Marruecos, donde la especie está cerca de desaparecer si no se toman medidas. Los datos presentados se refieren al censo realizado en la primavera de 2015, que confirman un declive continuado. En 2015 sólo se vieron avutardas en dos de los siete leks ocupados en 2005, censando 40-44 ejemplares (frente a 71 en 2005; reducción del 40%). Dado que la relación de sexos ha mejorado (1 macho cada 3 hembras) y la productivad en 2015 ha sido la más alta registrada en esta subpoblación (0'29-0'33 juveniles por hembra), no parece que la causa del declive sea ni la caza furtiva ni la falta de alimento. Es posible que la reciente construcción de numerosas líneas eléctricas pueda estar ocasionando una mortalidad insostenible. La mortalidad en tendidos también tiene lugar en Extremadura, donde debe ser mucho más frecuente de lo que se conoce, pero apenas se tiene información (ver aquí). En el conjunto de España, la mortalidad por colisión con tendidos se calcula en el 21% en avutardas migradoras, pero sólo el 6% en avutardas sedentarias (Palacín et al., 2016).

Esto nos lleva a otro estudio (Horreo et al. 2014) sobre patrones genéticos en avutarda común de la península Ibérica y Marruecos que muestra la existencia de tres unidades genéticas correspondientes a Marruecos, el noreste de España (valle del Ebro) y el resto de la península Ibérica. Las dos primeras unidades están muy amenazadas y a su pequeño tamaño de población ahora se une este dato de aislamiento y singularidad respecto al núcleo ibérico principal. En el estudio se emplearon muestras de 277 ejemplares tomadas en 49 leks diferentes, incluyendo siete leks de Extremadura (núcleos de Llanos de Cáceres, Campiña Sur, La Serena y Tierra de Barros). En la avutarda las hembras son más filopátricas, es decir, tienden a permanecer como adultos en las áreas de nacimiento, mientras los machos son menos filopátricos con una mayor proporción de ejemplares que dispersan a otros núcleos de cría. El intercambio de ejemplares en Iberia es adecuado, lo que ayuda a conservar la diversidad, a excepción del valle del Ebro, que conforma una pequeña unidad genética diferente. Lo mismo, aún con mayor intensidad, ocurre con la aislada población marroquí, donde el estrecho de Gibraltar actúa como barrera biológica. No obstante, se ha constatado una pequeña inmigración de avutardas desde Iberia a Marruecos, principalmente desde Extremadura.

El estado de conservación de la avutarda en las zonas indicadas es por tanto muy preocupante en Marruecos (sólo 44 aves) y en el valle del Ebro (unos 175 ejemplares, año 2006). En el resto de Iberia la situación es buena, con cifras de unos 31.000-36.000 ejemplares en el año 2010. Dentro de esta subpoblación destaca Castilla y León, con casi la mitad de las avutardas (14.000-16.000, 2008-2009) y en aumento. En Portugal hay unas 1.900 aves (2009), también en aumento. En Madrid, son 1.500 (2011) con la misma tendencia. Y en Castilla-La Mancha se ha censado muy recientemente, con un incremento evidente, pero desconocemos las cifras finales (datos previos la cifraban de 5.000-6.500). En Andalucía la población es pequeña (unos 400) pero está en aumento. En este contexto, la situación de Extremadura es la más negativa, tanto por falta de datos recientes publicados, por las dudas sobre la precisión de los censos previos y por el aparente declive que se sigue produciendo a escala regional (dentro de la Red Natural 2000 se estima una pérdida del 25-30% entre 2003 y 2014). Se trata de una situación generalizada entre las aves de los medios agrícolas en Extremadura, que a pesar de años de avisos y alertas (por ejemplo, aquí) no tiene visos de frenar y mucho menos de revertir.

[Consultar aquí censos previos de avutarda en Extremadura

Fuentes:
- Juan Carlos Alonso, Carlos Palacín, Alejandro Onrubia, Rachid Aboulouafae, Mohamed Amezian, Abdelaziz El Idrissi Essougrati, Rachid El Khamlichi and Mohamed Noaman. 2016. Alarming decline and range reduction of the highly threatened Great Bustard Otis tarda in Morocco. Ostrich 2016:1–4. 
- Horreo, J. L., Alonso, J. C., Palacín, C. y Milá, B. 2014. Genetic structure in Iberian and Moroccan populations of the globally threatened great bustard Otis tarda: a microsatellite perspective. Journal of Avian Biology 45:507–513. doi: 10.1111/jav.00401

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada