lunes, 6 de junio de 2016

UN HÍBRIDO DE ÁGUILA MOTEADA Y POMERANA EN EXTREMADURA

Por vez primera se ha confirmado la presencia de un híbrido de águila clanga y pomerana (Clanga clanga x pomarina) en Extremadura. De hecho, tampoco hay citas seguras de ejemplares puros de estas dos especies, aunque sí algunos registros dudosos. En esta ocasión, como ya sucedió con el halcón sacre (Falco cherrug; leer aquí), nadie ha visto el ejemplar en Extremadura, constando tan sólo la información del emisor que porta. Se trata de un ave nacida en Lituania en 2015, de padre clanga y madre pomarina y equipada con emisor de alta resolución en agosto. La presencia en Extremadura fue comunicada por Javier Elorriaga, estando disponible sus localizaciones con todo detalle en la web de la empresa Ornitela (www.ornitela.com). En su migración otoñal de 2015 este ejemplar siguió una ruta en España paralela al Mediterráneo hasta llegar al Estrecho de Gibraltar, que comenzó a cruzar. Pero el águila cambió el rumbo y volvió a España donde se movió durante el mes siguiente en una amplísima área entre Huelva y Valencia. Gracias al gran detalle de los datos obtenidos, incluso se pudo testificar el 24/10/2015 una colisión con una turbina eólica en Puerto Real (Cádiz). El ejemplar cayó al suelo, donde pasó 20 horas, incluyendo toda la noche. Temiendo lo peor se movilizó un equipo de ornitólogos para recogerla, pero por suerte el ave voló antes sin ayuda y no se resintió después. Finalmente cruzó el Estrecho para pasar el invierno en en el oeste de África, entorno al río Gambia.

En su viaje de regreso el ejemplar volvió a España. El 25/05/2016 cruzó el Estrecho, en un breve trayecto de 22 minutos. Entró por Algeciras y pasó las dos primeras noches en Cádiz (25/05 y 26/05). A las 12:00 h del día 27/05 partió hacia el norte alcanzando la provincia de Badajoz a las 16:20, para detenerse al norte del embalse de Orellana (Casas de Don Pedro) a las 18:45 tras un viaje de 8 h 45'. Se detuvo para dormir a las 20:40 del 27/05, usando tres encinas diferentes. Tras 11 h y 10' de descanso, a las 7:52 del 28/05 se movió por la comarca de Vegas Altas hasta las 11:10, pasando en ese periodo por Logrosán (Cáceres). En total sólo estuvo unas 22 horas en Extremadura. La pauta seguida fue la misma de todo el viaje migratorio: desplazamientos a gran altura, a unos 500 m sobre el suelo, que impiden su observación, con paradas un par de horas antes de anochecer y esperando 2-3 horas tras amanecer para emprender una nueva etapa en vuelo.

En su ruta al norte  fue parando para dormir en Ciudad Real (28/05), Toledo (29/05), sobrevoló el centro de la ciudad de Madrid, Soria (30/05), Zaragoza (31/05, donde sí fue observado y fotografiado por Jorge Sierra -foto inicial-) y Pirineo de Gerona (01/06). En días siguientes ha seguido por Francia (02/06), Suiza (04/06), de nuevo Francia y en el momento de escribir esto descansa en Alemania (06/06).

Las águilas moteada y pomerana, antes incluidas en el género Aquila, tienden a clasificarse ahora en el género Clanga, junto al águila india (Clanga hastata; Vulnerable; unos 3'5-15 mil individuos), antes tratada como subespecie de la pomerana. El águila pomerana se considera no amenazada, contando con unos 50.000 individuos en el mundo y unas 20.000 parejas en Europa, donde ha ido desapareciendo de la parte más occidental de su área de cría. En el año 2014 se contaron unos 50.000 aves en paso por Turquía. El águila moteada no goza de tan buena salud y por ello califica como Vulnerable. Se calculan unos 5-13 mil ejemplares en el mundo, con unas mil parejas en Europa, habiendo desaparecido de su parte más occidental (Chequia, Finlandia, Hungría, Rumania...) y estando en declive a nivel global. Al escasear en ciertas zonas tiene dificultades para encontrar pareja, por ello hibrida con cierta frecuencia con el águila pomerana, siendo sus híbridos fértiles. Aunque este hecho sugiera que no deberían tratarse como especies diferentes, la hibridación es reducida y son simpátricas (comparten casi toda su área de cría) con una clara separación entre especies.

En España, ambas águilas se consideran rareza y muestran fenologías diferentes. El águila pomerana se observa en ambos pasos migratorios, con casi 20 citas seguras en Iberia, aunque el programa Migres tiene contabilizados casi 50 registros en el Estrecho de Gibraltar, con presencia anual en su migracion hacia sus cuarteles africanos de invernada. El águila moteada tiene presencia invernal en Iberia, en especial en humedales costeros: en Francia se han visto hasta 10 aves en una temporada en La Camarga, en El Hondo (Alicante) invernan al menos cuatro aves los últimos años (se incluye el famoso Tonn nacido en Estonia y seguido por satélite), y podría ser regular al menos en Doñana y el estuario del Tajo. En Iberia se han homologado más de 30 ejemplares y la invernada parece ser regular, aunque en un número muy bajo.

AMPLIACIÓN. El ejemplar aquí reseñado ha continuado ofreciendo información de sus movimientos en 2017, al menos hasta noviembre. Al final de esta entrada se ha añadido un mapa con todos los desplazamientos desde 2015. En ese mapa se incluyen los tres viajes otoñales, todos a través de España, siendo cada año el viaje más al oeste. Así en 2015 y 2016 siguió rutas parecidas siguiendo las cordilleras litorales mediterráneas, pero en 2017 cruzó el Pirineo por Navarra y siguió por Burgos, Segovia, Madrid y Castilla-La Mancha hasta Cádiz. Los dos viajes de retorno, en 2016 y 2017, fueron más al oeste que en otoño, pasando en ambas ocasiones por Extremadura (en el segundo caso, 2017, cruzó en vuelo durante unas pocas horas a través del sur de La Serena sin detenerse o posarse en momento alguno). El área de invernada parece ser fiel, situada en el entorno del río Gambia.

Fuentes:
 - De Juana, E. y García, E. F. J. 2015. The birds of the Iberian Peninsula. Bloomberg. Londres.  
 - Handbook of the Birds of the World. HBW Alive.
 - BirdLife International. Data Zone

Movimientos en 2015, 2016 y 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario