viernes, 11 de abril de 2014

PARQUE EÓLICO DE SANTA BÁRBARA (PLASENCIA). RAZONES EN CONTRA

En este blog no solemos incluir temas de conservación de naturaleza, que por lo general son malas noticias tratadas en otros medios. No obstante, hace dos años se publicó una entrada sobre un proyecto de parque eólico cercano a Monfragüe. Una de las entradas más visitadas del blog. Recientemente varios de nuestros lectores, en su mayoría extranjeros, han preguntado por la situación actual. Con el fin de responder a estos y a otros interesados, publicamos la presente entrada.

El proyecto inicial de parque éolico en la Sierra de Santa Bárbara, de nueve aerogeneradores, fue totalmente autorizado el 4 de julio de 2012, a pesar de las diferentes alegaciones y la campaña ciudadana en contra. Sin embargo, la empresa promotora (Energías Especiales de Extremadura, controlada por Gas Natural-Fenosa) presentó una modificación sustancial del proyecto (ocho aerogeneradores de mayor potencia) que requiere una nueva declaración de impacto ambiental. El trámite de información pública y alegaciones finalizó en enero de 2014 y aún no se ha publicado la resolución. Por tanto, el nuevo proyecto no está autorizado.

Con el objeto de no aburrir, dada la extensión de la información existente, mostramos a continuación las principales razones ambientales por las que la citada declaración de impacto ambiental debe ser desfavorable. A ellas habría que sumar el importante rechazo por parte de autoridades, asociaciones vecinales, sociales y ecologistas, etc., de la ciudad de Plasencia.

1.      Extremadura carece de evaluación ambiental estratégica de los proyectos de parques eólicos, hecho denunciado por la asociación Patrimonio Natural y Cultural de Extremadura (PANACEX) y admitida a trámite por el Parlamento Europeo. Este incumplimiento compromete el futuro de todos los parques eólicos autorizados en Extremadura, hasta el momento ninguno construido.

2.      Excesiva proximidad a viviendas habitadas, en especial al centro terapéutico del Proyecto Hombre situado en la misma línea de aerogeneradores donde residen 40 personas. Los transtornos psicológicos ocasionados por los parques eólicos están demostrados y una sentencia judicial reciente ordena desmantelar cinco aerogeneradores en Castellón por su cercanía a dos viviendas habitadas por sólo dos personas (El Mundo, 02/03/2014).

3.      Riesgo sobre las grandes aves. El croquis siguiente, extraído de la información pública del proyecto, resume el estudio realizado durante 112 días entre marzo y junio de 2012. A pesar de que este estudio es bastante deficiente (cubre sólo un tercio de un año, la metodología es confusa, no hay análisis estadístico, etc.), el resultado cifra un paso medio de 7 aves/hora a través del parque eólico, con picos máximos de 59 aves/hora, es decir ¡¡un ave por minuto¡¡. Las especies detectadas son: buitre leonado (41%), milano negro (28'5%), cigüeña blanca (7%), águila calzada (5'4%), buitre negro (4'5%), busardo ratonero (3'6%), águila culebrera (3%) y milano real (1'6%). Estas cifras son en realidad valores mínimos, pero aún así evidencian el grave riesgo para las aves que supondría esta instalación.



4.      Riesgos sobre el milano real (Milvus milvus). Dado que el estudio de impacto ambiental no se ha realizado en invierno, cuando la presencia de milano real es más numerosa, el riesgo sobre esta especie “En peligro” no ha sido evaluado. En el entorno del parque eólico se localizan seis dormideros de la especie, uno de ellos a sólo tres km, estando ocupados cinco de ellos en diciembre de 2013 por unos 750 milanos reales en conjunto. Sin duda una de las mejores zonas conocidas para esta rapaz. En el plano, la situación de los dormideros ha sido desplazada por motivos de seguridad.



5.      Riesgos sobre el cernícalo primilla (Falco naumanni). El casco histórico de Plasencia está declarado Zona de Especial Conservación para las Aves (ZEPA) y formará parte de la red europea de espacios protegidos Red Natura 2000 por su colonia de cernícalo primilla. Dicha colonia alberga entre 55 y 70 parejas, que cazan en el entorno urbano, con sus dos áreas más importantes de alimentación al otro lado del parque eólico proyectado. Otra peculiaridad es la ocupación de un dormidero comunal en la ZEPA de Monfragüe, efectuando decenas de aves desplazamientos cada amanecer y atardecer a través de dicho emplazamiento. Este riesgo tampoco ha sido evaluado, pues el método de estudio seguido no era el adecuado (horario inadecuado, baja detección de pequeñas rapaces). Según estudios propios, el cernícalo primilla es la tercera rapaz que más atraviesa la zona.


Toda esta información, y mucha más, ha sido aportada para que la evaluación oficial previa a la declaración de impacto ambiental sea realizada de modo racional y científico y sin basarse, como hasta ahora, en apreciaciones subjetivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario